«A veces nos piden más de lo que podemos dar»

«A veces nos piden más de lo que podemos dar»
ÁLEX PIÑA

Anquela se muestra «orgulloso» de un equipo en el que quien «sale, da el callo» y afirma que han encadenado dos victorias «a base de pico y pala»

IVÁN ÁLVAREZ

Después de que el Real Oviedo encadenase ante el Tenerife el segundo triunfo «a base de pico y pala», Juan Antonio Anquela se mostró orgulloso por la convicción y el compromiso de su equipo, plasmado en la generosidad en el esfuerzo. Satisfecho «en líneas generales» con el desempeño en el choque frente al conjunto insular a excepción de los diez últimos minutos de la primera parte, el técnico azul volvió a exponer que el principal cambio tras el parón invernal radica en los resultados y aseguró que no pretende refuerzos, solo recuperar a los lesionados, ya que cuando los tenga a su disposición podrán «jugar de muchas maneras».

«Hemos concedido muy poquito. Salga quien salga, corre, trabaja, cree en lo que le decimos. Creo que hemos sido justo vencedores», señaló el entrenador oviedista, que argumentó que si actúan «como equipo» aumenta una competitividad que se complica si cada uno lo hace «a su manera». «El que sale, da el callo. El que sale, trabaja», proclamó el técnico jienense, que destacó esa cultura de esfuerzo en el vestuario azul: «Me siento orgulloso del que entra. El que juega un minuto lo da todo y eso para un equipo es muy importante».

«Me duele mucho porque a veces nos piden más de lo que podemos dar», afirmó el veterano técnico, que más adelante concretó con más exactitud esa exigencia al señalar que siempre deben «ver que pelean cada balón como si fuera el último». «A los que le podemos pedir un poquito más los tenemos fuera», apostilló en alusión a unas bajas en las que no se quiso escudar. Una lista de lesionados que esta noche se engrosó con Viti y su relevo, Omar Ramos. «Qué le vamos a hacer. Es lo que hay, esto es mala suerte. Lo único que hay que ver es la persona que sale cómo actúa», expresó con una mezcla de resignación y orgullo ante la forma en la que su plantilla se está sobreponiendo a los obstáculos.

«Llevo muchos años de experiencia. Aquí todo el mundo estamos mirando arriba. Un equipo de los hechos para ascender y que se mete abajo le cuesta mucho salir», argumentó el andaluz, que aseguró que «lo único que hay que hacer es sumar muchos puntos para ir consiguiendo lo principal», aunque no ocultó que los tres puntos sumados les dan «un poquito de tranquilidad hasta el domingo». «Hemos encadenado dos victorias, que no es fácil, y lo hemos logrado a base de pico y pala».

«Lo único que vale es ganar», ahondó Anquela, que considera que antes del parón invernal estaban «haciendo las cosas bastante bien», pero sufrían derrotas inmerecidas como la cosechada ante el Granada en Los Cármenes. En ese sentido, cuestionado por las diferencias en su equipo del pasado mes al presente fue claro al señalar que las veía en las victorias. «Ganamos y antes no ganábamos. El último partido aquí contra el Málaga hicimos todo para ganar», proclamó el jienense, que ve «que la gente cree», pero matizó que «en aquellos partidos también creíamos y nos íbamos con la insatisfacción de no ganar».

Respecto a sus deseos para el mercado invernal, fue tajante al asegurar que «lo único» que quiere es «recuperar a que no tengo». «Cuando los recupero, somos un equipo competitivo y podemos jugar de muchas maneras». Con bajas, recordó, les toca adaptarse a los mimbres disponibles y «a veces acertamos y otras no».