Vendidas un millar de entradas para el derbi el primer día

Vendidas un millar de entradas para el derbi el primer día
Begoña Gómez retira su entrada mientras los abonados azules hacen cola. / HUGO ÁLVAREZ

I. ÁLVAREZ OVIEDO.

El oviedismo inició ayer su movilización para el derbi contra el Sporting que se disputará el 17 de noviembre. Los más madrugadores desafiaron a las bajas temperaturas y acudieron a los aledaños del Carlos Tartiere desde las siete de la mañana, tres horas antes del momento fijado para la apertura de taquillas, con el propósito de asegurarse su presencia en el gran choque entre los dos gigantes del fútbol asturiano al adquirir la entrada de acompañante disponible para los abonados del club azul, que en el primer día de venta agotaron ya un millar de localidades.

Una de ellas fue para Begoña Gómez, que aprovechó el carné de su padre, encargado de iniciar la espera en las inmediaciones del municipal ovetense para que su hija pueda estar junto a él en las gradas el sábado de la próxima semana. En familia también lo vivirá Juanjo Camporro, que para tener la certeza de ello fue otro de los que encabezó la cola del centenar de seguidores que aguardaban a que aguardaban a la apertura de taquillas. Apenas diez minutos más tarde llegaron los también ovetenses José Manuel Blanco y Ferrer, que retiraron sendas localidades para dos sportinguistas con los que mantienen una longeva amistad. Una fórmula que planearán a la inversa en El Molinón.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos