El Oviedo vence y convence

Los jugadores del Real Oviedo celebran el tanto de Carlos Hernández. /PABLO LORENZANA.
Los jugadores del Real Oviedo celebran el tanto de Carlos Hernández. / PABLO LORENZANA.

El conjunto azul se engancha a los puestos de 'play off' tras derrotar a un rival directo que desapareció tras el descanso.

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

El Real Oviedo se impuso al Cádiz en un encuentro en el que tuvo efectividad primero y buen juego después. Los goles de Carlos Hernández y Diegui Johannesson les valieron a los ovetenses para sumar tres puntos que les permiten adelantar a los gaditanos en la clasificación y retomar la senda del triunfo.

La alineación azul solo presentó la novedad de la presencia de Carlos Martínez por Mossa. El navarro ocupó el carril derecho, mientras que Diegui Johannesson se adelantó al centro del campo. El resto fueron los habituales de las últimas jornadas, con Joselu como referencia ofensiva.

2 Real Oviedo

Champagne; Carlos Hernández, Alanís, Christian Fernández; Carlos Martínez, Folch (Javi Muñoz, min.73), Tejera, Javi Hernández; Diegui Johannesson (Jorge Mier, min.90), Joselu (Ibrahima, min.81) y Bárcenas.

1 Cádiz

Cifuentes, Carmona (Querol, min.55), Sergio Sánchez, Kecojevic, Brian Oliván; Garrido, José Mari (Alex, min.55), Salvi Sánchez, Manu Vallejo, Machís; y Lekic (Aketxe, min.69).

GOLES:
1-0, min.12: Carlos Hernández; 1-1, min.41: Machís; 2-1, min.44: Diegui Johannesson.
áRBITRO
Sagués Oscoz, del Comité Vasco. Mostró tarjetas amarillas a Bárcenas, Christian Fernández, por parte de los locales y a los visitantes José Mari, Kecojevic, Cifuentes, Querol y Salvi.

Los de Anquela saltaron al campo, pero no entraron en el partido, ya que comenzaron cometiendo una sucesión de errores que les pudieron costar un par de goles antes del los 10 primeros minutos. Primero fue Lekic el que cabeceó una falta fuera, pero más clara fue la que tuvo Vallejo. Carlos Hernández perdió un balón en el centro del campo y Machís inició una contra que acabó con un centro medido al canterano del Cádiz, la respuesta de Champagne fue una mano salvadora, que luego acabó de resolver Christian Fernández mandando a córner.

Los azules estaban pasándolo mal, pero se encontraron con el gol en un saque de esquina. Alanís cabeceó y Carlos Hernández llegó para rematar el rechace del portero y adelantar a los suyos en el marcador. El Oviedo golpeó en su primera oportunidad y encarrilaba un partido que se le estaba complicando.

El gol aposentó a los carbayones que pudieron empezar a esperar al Cádiz y tener el balón con más comodidad en el centro del campo. Tejera estaba bastante más acertado en esa faceta que Folch, que perdió varios balones peligrosos.

Ninguno de los dos equipos se asomaba mucho por el área contraria y el juego se desarrollaba en el centro del campo, sin sobresaltos para los porteros.

Los azules se empezaron a dormir y dieron aire al Cádiz, que poco a poco iba ganando metros. Una buena pared de Lekic y Vallejo acabó dejando solo a Machís ante Champagne, al que batió con un disparo entre las piernas. El tanto llevaba el empate al marcador que por entonces era lo más justo.

La efectividad de los de Anquela ayer era del cien por cien, ya que en la segunda ocasión se volvieron a adelantar en el marcador. Barcenas robó en un costado, se fue al centro para disparar y el rechace de Cifuentes le cayó a los pies a Diegui Johannesson, que no tuvo más que meterse en la portería con el balón.

Los ovetenses volvían a ponerse por delante en el marcador, en un partido en el que no estaban jugando bien.

La ventaja en el marcador al descanso reflejaba la diferencia en la efectividad de los equipos, ya que por juego el Cádiz estaba siendo mejor en muchas fases del juego.

La salida de los azules tras el descanso fue mejor que todo el primer tiempo, el equipo robaba bien y salía con peligro a la contra, en especial por la derecha, donde Carlos Martínez tenía facilidad para irse y centrar con peligro.

Bárcenas y Diegui Johannesson tuvieron sendas ocasiones, pero en ambas sus remares fueron a las manos de Cifuentes. Álvaro Cervera hizo sus dos primeros cambios para dar entrada a Querol y Álex por Carmona y Jose Mari, ya que lo que veía no le estaba gustando.

Las fuerzas se igualaron algo, pero el conjunto azul era capaz de tener al Cádiz alejado de su campo, lo que al menos les permitía no pasar pro muchos apuros. Además, los robos en el campo contrarió seguían permitiendo crear algunas oportunidades, aunque entonces faltó el acierto de la primera mitad.

Anquela retiró del campo a Folch, muy fallón toda la tarde, para dar entrada a Javi Muñoz y apuntalar el centro del campo. El equipo estaba empezando a jugar bien y a tener posesiones muy largas, que tenían al conjunto gaditano achicando agua en vez de poder ir a por el empate. El final del partido llegó sin casi sufrimiento para los azules, que derrotaron a un rival con suficiencia. Los gaditanos, un tanto desesperados ante la superioridad local, a penas tuvieron oportunidades claras durante el segundo acto.

El conjunto ovetense fue capaaz de llevar el partido a donde quería y realizó una muy buena segunda mitad para acabar llevándose los tres puntos con merecimiento, por acierto primero y por juego después.

Más información

Síguenos en: