Senda del Oso

Senda peatonal y cicloturista apta para todos los públicos. Declarada Monumento Natural en 1995, transcurre por terreno asfaltado, con valla protectora, fuentes y carteles informativos con consejos, advertencias e indicaciones sobre flora y fauna

1200
views

Descripción de la ruta

Reconvertida como vía verde, se levanta sobre la antigua vía del ferrocarril minero de Teverga y Quirós. Discurre paralela al río, entre laderas de roca cuarcítica y caliza y una vegetación formada por bosque de ribera, carbayeras, y manchas de castaño. Su itinerario, que tiene forma de ‘Y’, une por un lado la localidad de Entrago con Trubia y por otro tiene un ramal de 14 km que conduce hasta Santa Marina. Se puede iniciar en varios puntos realizando distintos itinerarios.

Tramo I Tuñón – Cueva Huerta

La ruta empieza en el área recreativa de Tuñón, situada junto a la carretera comarcal AS-228, donde la enorme escultura de un oso recuerda la identidad de la vía. El punto de partida, en la orilla derecha del río Trubia, dispone de aparcamiento, mesas, parrillas, fuente, juegos infantiles y parada de autobús.

 

Cercado osero y Senda del Oso en Proaza. :: J. M. Pardo
La osa Molina, en el cercado osero. :: J. M. Pardo
Visitantes observan el cercado osero. :: J. M. Pardo
Ciclistas, familias y senderistas disfrutan de la Senda del Oso. :: J. M. Pardo
Caminantes y ciclistas en un tramo del recorrido. :: J. M. Pardo
Vistas de las montañas de Proaza desde la senda. :: J. M. Pardo
La vía verde es muy transitada por ciclistas. :: J. M. Pardo

El camino cruza el río hacia su margen izquierda por el puente la Esgarrada y continua por las proximidades del pueblo de Tuñón, que queda a la izquierda. Allí está la iglesia prerrománica de Santo Adriano, fundada en el año 891 y obra de Alfonso III.

Pasado el puente El Salto en dirección a Villanueva, dejamos a la izquierda el desfiladero de las Xanas. A un kilómetro llegamos a Villanueva, capital de Santo Adriano y dividida por el trazado de la senda, que atraviesa el cauce del Trubia por el puente de piedra medieval. Antes de dejar atrás el pueblo nos topamos con la iglesia de San Romano, y tras cruzar una pasarela de nueva construcción sobre el río y la carretera AS-228 llegamos al área recreativa de Buyera, a la entrada de Proaza. Cuenta con aparcamiento, restaurante, juegos infantiles, piscina y pista deportiva. También se pueden alquilar bicicletas para recorrer la senda. Desde aquí se accede al cercado osero donde Paca habita en semilibertad, en una superficie de monte de más de cuatro hectáreas.

La senda del Oso es apta para todos los públicos. :: Jorge Peteiro

La senda discurre camino de la Foz de Picarós y entra en Proaza a la altura del kilómetro 6. Pasa junto a la central hidroeléctrica de Proaza y continúa por la margen izquierda del río, entre túneles y tramos tallados en la roca. Atraviesa el desfiladero de Peñas Xuntas, que sigue durante unos dos kilómetros entre bosques de castaños, alisos y avellanos. El desfiladero está formado por los desplomes de la sierra de Caranga y de Peña Armada. Tras cruzar varios túneles, llegamos a la vega de Caranga donde se bifurcan los dos tramos de la senda. Tomamos el ramal de la derecha que se dirige hacia el valle de Teverga. A la altura del kilómetro 15, el camino se adentra en el desfiladero de Valdecerezales y lo atraviesa por un largo túnel. Tras cruzar dos puentes llegamos a Entrago, donde hay un área recreativa.

De aquí parte otro tramo de unos nueve kilómetros que atraviesa las localidades de Samartín, Las Veigas, Riellu y San Salvador, que culmina, tras 29 kilómetros de caminata en el punto final de la ruta, Cueva Huerta, que se sitúa en el desfiladero de la Estrechura.

Perfil MIDE

Trazado y desnivel de la ruta