CONSEJOS

Manolo Taibo: «Cada vez habrá más accidentes en montaña»

Manolo Taibo, en Gijón./Arnaldo García
Manolo Taibo, en Gijón. / Arnaldo García

El responsable del comité de Prevención de Riesgos y Seguridad de la FEMPA pide una «política de prevención eficaz» y advierte: «La sobrestimación de posibilidades, la falta de experiencia o nivel técnico, la mala o nula planificación, así como la falta de preparación física son algunos de los factores precursores de los percances más frecuentes»

EUGENIA GARCÍA

Términos como 'prevención', 'evaluación del riesgo', 'formación' o 'información' salpican continuamente el discurso de Manolo Taibo. El experto montañero, voz autorizada en la montaña asturiana, lleva años apostando por la prevención de percances como Responsable de Prevención y Seguridad en la Federación de Deportes de Montaña del Principado de Asturias. Es precisamente su dilatada experiencia la que le permite afirmar que más allá de la pericia del excursionista, «ninguna actividad en el medio natural está exenta de riesgos».

¿Cómo debe hacerse una correcta planificación de una salida a la montaña?

Además de tener en cuenta los clásicos parámetros longitud, desnivel, dificultad… debemos evaluar todos los riesgos presentes o previsibles en la actividad planteada… cumplir este recorrido de planificación es lo que se denomina 'gestión del riesgo'. Una cuestión que considero fundamental es emplear un sistema como el MIDE, donde el nivel de dificultad es más objetivo que en el clásico y subjetivo baja-media-alta.

¿Están exentas de riesgos las actividades de baja dificultad?

Absolutamente no… no hay ninguna actividad en el medio natural que esté exenta de riesgos. De hecho en la tabla de valoración cualitativa del riesgo que proponemos desde el Comité de Seguridad de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), ni siquiera aparece el valor de riesgo trivial.

Un ejemplo. Si vamos a la ruta de Las Xanas tenemos que asumir unos cuantos riesgos presentes: caídas al mismo nivel, caídas a distinto nivel, caídas de piedras… pero también habrá que tener en cuenta otros que puedan aparecer en función de las condiciones meteorológicas y también los que aportamos las personas, que curiosamente son los principales factores precursores de los accidentes.

¿Qué porcentaje de personas que van a la montaña están federados?

En el mejor de los casos el 25%. Resulta curioso cuando en España el porcentaje de usuarios es cercano al 32%, por semana de más de millón y medio, al trimestre se acerca a los cinco millones y además siendo la FEDME la 5ª federación nacional en número de afiliados.

¿Encuentra diferencias entre quienes sí lo están y quienes no a la hora de prevenir riesgos y accidentes?

Sí. Fundamentalmente, en el acceso a la formación e información que se realiza en el ámbito federativo tanto a nivel autonómico como nacional, sin olvidar el conocimiento compartido que se obtiene en las actividades colectivas que organizan los clubes federados. Es fácil entender que desde la Federación resulta más difícil llevar su mensaje fuera de su ámbito.

En el tema de los accidentes, la estadística nos apunta a que los no federados suponen cerca del 79% de los rescatados en montaña… eso no quiere decir que los federados no se accidenten, pero, en principio, estas personas tienen una actitud más proclive a adquirir la experiencia y formación necesaria.

«Los no federados suponen cerca del 79% de los rescatados en montaña»

¿Cómo puede llegar esa información sobre prevención al turista?

Lógicamente con la implicación de la Administración y las entidades que regulan el acceso al medio montaña… la Federación puede y está dispuesta a colaborar con cualquier entidad, así lo hemos manifestado directamente a los máximos responsables de los Servicios de Emergencias y al mismo Gobierno del Principado, pero hasta la fecha no hay resultados que se puedan concretar en algo como una campaña de prevención de riesgos en montaña.

¿Cuáles son los factores que propician los accidentes en la montaña?

Estadísticamente, la caída al mismo nivel, desorientación y malestar físico son los factores desencadenantes más habituales… pero los precursores del accidente, que son los más importantes, son la sobrestimación de posibilidades, la falta de experiencia o nivel técnico, la mala o nula planificación, así como la falta de preparación física.

En los últimos meses ha habido varios accidentes mortales en montaña, algunos con víctimas con gran experiencia… ¿La planificación de riesgos afecta a todos?

Por supuesto que sí… Sabemos que es difícil de entender y aceptar, pero en la planificación podemos controlar la mayoría de los factores que participan en la secuencia del accidente… por eso es tan importante aprender a realizar una correcta gestión del riesgo de nuestra actividad, aunque sea la ruta de las Xanas.

¿Cree que pueden seguir aumentando?

Sí, seguro. De mano sabemos que los años que han disminuido los accidentes, el mal tiempo afectó a las fechas de máxima afluencia a la montaña. Por otro lado sabemos que la tendencia general es hacia el aumento de las actividades en el medio natural, por lo que si a este factor no le añadimos una política de prevención consecuente, la cosa está clara: habrá más accidentes.

«Las actividades de baja dificultad no están exentas de riesgo»

¿Qué medidas toman desde la FEMPA para prevenirlos?

Actualmente tenemos una agenda de cursos gratuitos para los clubes y los responsables de actividades colectivas, encaminados a realizar una correcta gestión de sus actividades a través de la evaluación de riesgos. Así mismo tenemos cursos gratuitos para nuevos afiliados, que tratan de la prevención de riesgos en montaña. Y por supuesto toda la formación que se organiza en la Escuela de la FEMPA orientada a diversas técnicas o disciplinas.

Por otro lado, tenemos una oferta abierta hacia las entidades federadas para participar en los actos que convoquen relacionados con la seguridad… oferta que también está abierta a entidades no federadas. Este trabajo se puede seguir por Facebook.

¿Cree que sería necesaria una mayor colaboración entre Principado, ayuntamientos y grupos de montaña?

El Gerente de los Servicios de Emergencias, el Director de Deportes y el Consejero de Presidencia, pueden dar fe de nuestras propuestas, incluso concretadas en algún documento… como dije seguimos esperando. Los ayuntamientos muchas veces son ajenos a su responsabilidad, aunque cuando tratamos con ellos fluyen algunas iniciativas. Y con los grupos, solo apuntar que más de sesenta han pasado por formación, por lo que su implicación con la seguridad es cada vez más alta.

Si no trabajamos todos juntos, no obtendremos resultados realmente satisfactorios. Con esta premisa, desde el Comité de Seguridad de la FEDME se trabaja a nivel nacional con diferentes entidades como el CSD, GREIM, Protección Civil, Organizaciones Juveniles, etcétera.

¿Qué consejos daría a cualquier montañero?

Lo voy a resumir con los dedos de una mano, tal como lo representa la campaña que desde el Comité de Seguridad de la FEDME se lanza a nivel nacional bajo el lema 'La seguridad está en tu mano'. Cada uno de los cinco dedos nos propone una acción: preparar itinerario; equiparse adecuadamente; revisar meteo, conocerse a sí mismo; dejar dicho donde vas. Un código fácil de plantear a niños, pero también un código en el que cada una de sus propuestas compone gestión de riesgos sencilla pero eficaz. Esta campaña arrancó en Asturias por motivo de la conjunción del Día Nacional del Senderismo con el Centenario del Parque Nacional, y fue presentada públicamente en Cangas de Onís.

Para mí, una clave es la paciencia, tomarse el tiempo y el número de actividades necesario para evolucionar y asimilar las lecciones de la montaña… pero claro, esto choca con el factor de satisfacción inmediata que tanto marca esta época.