Una aplicación que permite leer prospectos de medicamentos

Funciona por el código de barras y es útil tanto para personas con problemas de visión, como para los ancianos

SALUD REVISTA.ESMADRID
David Zanoletty, jefe del departamento de Tecnología Accesible e I+D de Fundación ONCE, durante la demostración de la app./
David Zanoletty, jefe del departamento de Tecnología Accesible e I+D de Fundación ONCE, durante la demostración de la app.

Una nueva aplicación para teléfonos inteligentes permite a personas con algún tipo de discapacidad visual leer el prospecto de un medicamento, que suele tener letras pequeñas. La app, llamada Medicamento Accesible Plus también es útil para aquellos con algún tipo de impedimento para una adecuada manipulación o personas mayores.

Una vez instalada la aplicación en el smartphone, de forma gratuita, el usuario puede abrirla y acercar el teléfono a la caja de los medicamentos. Pensada para funcionar de manera intuitiva, funciona con la lectura, mediante la cámara del dispositivo móvil, del código de barras. Una vez capturada esa etiqueta, se recibe la información del prospecto para leerla en la pantalla.

También se puede teclear el nombre que aparece en el empaque y se obtendrá la información buscada, en caso de no poder leer el código de barras. El farmaceuta puede ayudar a las personas con dificultades, introduciendo el código nacional del medicamento, que aparece en todos los envases.

La app ha sido creada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Fundación ONCE y Fundación Vodafone España. El sistema sanitario siempre ha tenido muchas barreras de accesibilidad, dice José Luis Martínez Donoso, director general de Fundación ONCE. Son necesarias estas aplicaciones desarrolladas desde la perspectiva del diseño para todos.

Otras funciones para el paciente

Medicamento Accesible Plus, programada por Technosite para sistemas Android o Apple, tiene otras dos funciones relacionadas con los medicamentos, que pueden ser útiles en cualquier situación. Una es el localizador de las farmacias más cercanas al usuario, que es encontrada gracias al geolocalizador que identifica la posición del usuario. La otra es una base de datos de la información de las medicinas que utiliza el usuario con mayor frecuencia.