https://static.elcomercio.es/www/menu/img/sanidad-asturias-desktop.jpg

«Congelar óvulos es una herramienta muy eficaz»

Luz Rodríguez, Pedro de la Fuente y Julio César Quintana, en el plató de Canal 10. / JOAQUÍN PAÑEDA

Pedro de la Fuente, Julio César Quintana y Luz Rodríguez, del Cefiva, resuelven las dudas sobre la reproducción asistida

Paloma Lamadrid
PALOMA LAMADRIDGijón

«Lo normal es que las mujeres se den cuenta de que deben tener hijos a la edad programada, es decir, más temprano». Pedro de la Fuente, director general del Centro de Fertilización in Vitro de Asturias (Cefiva), hizo hincapié ayer en la importancia de frenar la tendencia actual de retrasar la maternidad en la inauguración del segundo Mes de la Salud de EL COMERCIO, patrocinado por Sanitas. El doctor estuvo acompañado por sus compañeros Luz Rodríguez, directora de laboratorio, y Julio César Quintana, responsable del Programa FIV-ICSI y Ovodonación, para responder a las preguntas de los lectores.

¿Cuál es el perfil de las mujeres que acuden al Cefiva?

De la Fuente: «El perfil se ha ido modificando con los años, sobre todo por los cambios sociales. Cuando empezamos a trabajar en reproducción asistida, acudía a nosotros el matrimonio clásico que llevaba años intentando lograr un embarazo. Luego surgieron otros perfiles. Por ejemplo, las mujeres que deciden afrontar la maternidad en solitario, que cada vez abundan más. Otro perfil que tenemos ahora lo conforman las parejas de lesbianas. Últimamente vemos otro que creo que va a empezar a hacer su ebullición en poco tiempo: las mujeres que desean, por razones laborales o sociales, retrasar la maternidad preservando la fertilidad».

¿Cuál es la causa más habitual de infertilidad?

Quintana: «La principal razón es que las mujeres consultan a edades cada vez más avanzadas. Manejamos como límite los 35 años y en la mayoría de consultas los superan. Y la calidad de los óvulos va disminuyendo con la edad. Luego hay otras causas muy variadas, como las patologías de ovarios o útero».

¿En qué casos se optaría por la inseminación artificial y en cuáles por la fecundación in vitro?

Rodríguez: «Para la inseminación artificial, el límite está en los 38 años. Pero para ello es necesario que la mujer tenga una buena reserva ovárica y el aparato reproductor esté conservado. Y también es esencial que la concentración de espermatozoides sea suficiente. Para realizar la fecundación in vitro, la más utilizada, puede ocurrir que la reserva ovárica esté comprometida, pero entonces se podría recurrir a una donante. En este caso, ya no límite de espermatozoides porque con uno solo bastaría».

¿Cuál es la probabilidad de éxito de la reproducción asistida?

De la Fuente: «No es posible responder con un número. Los factores que influyen en las tasas de fertilidad son muchos. Sobre todo, la edad. En las mujeres menores de 30 años, la tasa de éxito es del 60% por cada intento. Si tienen entre 35 y 40 años, es del 40%. Y si supera esa edad, la tasa baja de manera espectacular hasta un 20-25%. Pero con donación de ovocitos, tendrían las mismas posibilidades de embarazarse que las más jóvenes».

¿A partir de qué edad no se aconseja la fecundación in vitro?

Quintana: «Lo ideal es hacerla antes de los 35. De ahí en adelante, la paciente debería consultar para conocer su reserva ovárica. En Cefiva tenemos un programa para que la mujer que quiera pueda conocerla con una analítica de sangre y una ecografía. A partir de ahí, se le podrá indicar si es factible o no la fecundación in vitro. Incluso las mujeres mayores de cuarenta años tienen la posibilidad de quedarse embarazadas con ovocitos donados por una mujer más joven».

¿La calidad de los óvulos congelados es menor?

Rodríguez: «La vitrificación de ovocitos es una herramienta muy eficaz. En Cefiva tenemos un proyecto de investigación en el cual estamos valorando la vitrificación de manera automática porque creemos que va a ser el futuro frente a la manual».

 

Fotos

Vídeos