https://static.elcomercio.es/www/menu/img/sanidad-asturias-desktop.jpg
III Mes de la Salud en Asturias

«Hay que controlar tabaco y colesterol»

Los especialistas Jesús María de La Hera Galarza y Alberto Batalla, en el plató de Canal 10. / Damián Arienza

La tercera charla del mes de la salud giró en torno al riesgo cardiovascular y los nuevos fármacos que se están utilizando para tratar el colesterol

JOSÉ LUIS RUIZ

«Lo más importante es controlar los factores de riesgo, como el tabaco, el colesterol, la hipertensión y la diabetes. Si controlamos eso tenemos mucho ganado», así lo planteó el doctor Alberto Batalla, experto en cardiología, en el tercer encuentro del Mes de la Salud de EL COMERCIO. Estuvo acompañado por el cardiólogo Jesús María de la Hera Galarza respondiendo a las preguntas de los lectores.

-¿Cuáles son las señales de que nuestro corazón necesita ayuda?

-De la Hera: Cuando hay cierto grado de riesgo los síntomas clásicos son fatiga, dolor torácico, sensaciones de palpitaciones, un síncope o una pérdida de conciencia.

-¿En qué se diferencia una arritmia de una taquicardia?

-Batalla: Hay que diferenciar palpitación de taquicardia, que es cuestión de frecuencia cardiaca, se da por encima de cien latidos por minuto. La arritmia es una alteración del ritmo cardiaco. El corazón es un músculo y tiene que contraerse por medio de las órdenes que le dan las fibras nerviosas. Si hay una actividad eléctrica fuera de ese circuito es cuando hay una arritmia. Se pueden combinar todas. Puedo tener una arritmia con taquicardia y percibirla. Pero también podría no percibirla. La palpitación de por sí no es ninguna enfermedad, la taquicardia tampoco. Lo que es una enfermedad es una arritmia. Hay que determinarlo con un electrocardiograma.

-Una vez detectado que algo no está bien. ¿De qué medios disponemos para saber qué le pasa a nuestro corazón?

-De la Hera: Hoy en día son casi ilimitados gracias a la tecnología. Pero necesitamos sentido común: un buen cardiólogo que utilice la mejor tecnología. La clave es un correcto diagnóstico clínico.

-¿Hay algún problema por tomar Cardyl para el colesterol alto con 28 años?

-De la Hera: Entiendo que tiene hipercolesterolemia familiar, que son personas que tienen el colesterol sin tratar por encima de 300. Esto debe tratarse precozmente y para ello lo mejor es tomar este tipo de medicamentos que son las estatinas en general.

-¿Por qué hay quien tiene miedo al uso de las estatinas?

-Batalla: Son los fármacos que más han demostrado su efectividad para bajar el colesterol. Tienen efectos secundarios, como posible afectación hepática, por eso se hacen pruebas de control periódicas. Otro posible efecto secundario es el dolor muscular con afectación articular. También puede acelerar la aparición de diabetes en aquellos pacientes que ya tenían predisposición. Pero la mayoría de las veces que yo he tenido que quitar la estatina ha sido por dolor muscular, no por afectación cardiaca. Cuando alguien habla mal de las estatinas o no conoce el tema o, si es un cardiólogo, no ve pacientes arteriales.

-¿Hay alternativas a las estatinas?

-Batalla: Sí, existen medicaciones naturales y hay dos grupos de fármacos que han demostrado disminución de los niveles de colesterol y de los eventos vasculares. Uno de ellos es la cetimina, que disminuye muy discretamente el colesterol, y lo más novedoso son unos bolígrafos que se pinchan, como la insulina de los diabéticos, que son unos anticuerpos monoclaves, inhibidores de una proteína, que se inyectan cada quince días o cada mes, incluso hay algunos que son cada tres meses. Han demostrado un descenso tremendo de los niveles de colesterol y los eventos vasculares. Pero no sabemos lo que van a hacer a largo plazo. Por eso lo primero es la estatina.

-¿Es el infarto una enfermedad genética?

-Batalla: Hay predisposición genética, si un familiar de primer grado ha tenido un infarto por debajo de 50 años, hay una cierta predisposición. Pero hay muchas otras posibilidades con múltiples genes implicados. Lo fundamental son los factores de riesgo conocidos: tabaco, colesterol, hipertensión arterial y diabetes.

-¿Tenemos cada vez peores hábitos de vida?

-Batalla: Lo que más nos preocupa ahora mismo es la obesidad y la cantidad de fumadores, que entre los jóvenes está aumentando mucho, sobre todo entre las mujeres. En el tema del ejercicio físico sí hemos avanzado algo.