El Sella seguirá siendo español

Walter Bouzán y Álvaro Fiuza, los vigentes campeones, a la izquierda, con Juan Busto y Emilio Llamedo, se probaron ayer a fondo en el Sella./
Walter Bouzán y Álvaro Fiuza, los vigentes campeones, a la izquierda, con Juan Busto y Emilio Llamedo, se probaron ayer a fondo en el Sella.

El aplastante dominio del piragüismo patrio va camino de los veinte años. La gran favorita para la victoria vuelve a ser la K-2 de Walter Bouzán y Álvaro Fernández Fiuza

JUAN GARCÍA

La historia del 80 Descenso Internacional del Sella se volverá a escribir en lengua española. El aplastante dominio del piragüismo patrio va camino de los veinte años. La última vez que una embarcación extranjera se subió a lo alto del podio riosellano fue en 1997. Ese honor lo ostentan los sudafricanos Daniel Conrade y Moray Wilson.

Desde entonces, solo otras cuatro tripulaciones extranjeras se han subido al podio y siempre como terceros: sus compatriotas Daryl Bartho y Hank McGregor (2001), Daryl Bartho y Brett Bartho (2002) y Andrew Birkett y Greg Louw (2014), además de los argentinos Nestor Pinta y Martín Mozzicafredo (2009).

Sin ir más lejos, la primera embarcación extranjera en la pasada edición se clasificó en decimocuarta posición. Fueron los hermanos luxemburgueses Marc y Christian Seidel. Pasaron bajo el puente de Ribadesella justo por delante de la primera K-1, la del portugués José Ramalho.

Este año todo apunta a que se repetirá la historia. La gran favorita para la victoria en esta 80 edición vuelve a ser la K-2 astur-galaica patroneada por Walter Bouzán y Álvaro Fernández Fiuza, que de nuevo bajarán representando al equipo nacional español. El bombero y el policía van camino de su séptimo triunfo consecutivo.

Ahora bien, quién les puede hacer frente. Quiénes les pueden poner en aprietos. Teniendo en cuenta la no participación final de los vigentes campeones de Europa y España, los gallegos Iván Alonso y Diego Piña, la lista de los principales rivales estará encabezada por quienes se proclamaron subcampeones en el continental de Pontevedra: la embarcación de la Sociedad Cultural y Deportiva de Ribadesella guiada por el sub 23 Miguel Llorens y Luis Amado Pérez, quintos y cuartos en las dos últimas ediciones selleras. La última victoria de La Cultural en el Sella fue hace veinte años con Monchu Cerra y Alberto Llera (1996). Esta podría ser una buena edición para imitarles.

También habrá que contar con el incombustible cántabro, y Rey del Sella, Julio Martínez, que por tercera vez competirá junto al leonés José Julián Becerro. En las dos ocasiones anteriores, quedaron segundos (2011) y terceros (2013) representando al Piragüismo Bañezano.

Esta vez defenderán los colores de Los Rápidos-Jaire Aventura de Arriondas, un club que para esta histórica edición se ha reforzado con importantes nombres. Además de los dos mencionados, también vestirán la elástica parraguesa quienes fueron terceros el año pasado, los gallegos Antonio Palmas y Brais Sánchez. Los Rápidos buscarán el podio absoluto y también la victoria por equipos con 48 deportistas inscritos. Entre ellos, otras interesantes K-2 sénior como las de Pedro Vázquez y Borja Iglesias, Omar Calzón y Rodrigo Jaca, Gustavo Labrador y Roberto Pérez, y los sub 23 Jonathan García y Diego Martínez Cerra.

Quien tampoco se quedará atrás en la lucha por alguno de los tres puestos del podio será el Oviedo Kayak, equipo que cuenta con dos tripulaciones que, a pesar de su veteranía, prometen guerra de principio a fin. En una de ellas darán paladas Javier López y Eduardo González Lalo, el moscón que fue campeón de K-1 en 1994. La otra piragua la completarán Rafa Carril y Asley Rodríguez. El equipo carbayón también cuenta entre sus filas con los hermanos avilesinos Miguel y Javier Fernández Castañón, pero siguen deshojando la margarita sobre su participación juntos o por separado.

Con algo mas de juventud se presenta a esta edición una novedosa embarcación madrileña que ha logrado varios triunfos a lo largo de la presente temporada. Se trata de Adrián Martín y David Rodríguez Dorado, del Piragüismo Aranjuez. Hay que tenerlos en cuenta. Y si ellos representan la osadía castiza, los zamoranos Emilio Merchán y Alejandro Sánchez Cobos son los bizarros castellanos. Estos quieren desquitarse del quinto puesto conseguido el año pasado y sobre todo de la rotura de pala en el último Campeonato de España de maratón, la que les dejó sin una posible plaza para el Europeo y el Mundial. Tras la decepción, este año solo les queda el Sella.

Un río que no solo es asignatura pendiente para clubes asturianos como Los Cuervos de Pravia, sino también para equipos nacionales como el francés, que este año estará representado por Stephane Boulanger, quinto en el Mundial de 2015, aunque con diferente compañero. Para el Sella se ha inscrito con Quentin Urban. También formarán pareja el checo Jakub Adam y el británico Keith Moule. A su vez, según ha informado el Comité Organizador, Bélgica que suma tres victorias en la historia de este Descenso participará con las dos embarcaciones que hace escasos días acudieron al último Europeo de Pontevedra: Toon Broekx-William Peters y Dries Corrijn-Baud Kums. Allí no tuvieron demasiada suerte.

Sin embargo, nada se sabe de los daneses que fueron terceros, Brandt Petersen y Due Morcke, un país con seis triunfos en su haber. Tampoco hay noticias de los vigentes campeones del mundo: los húngaros Andrian Boros y Laszlo Solti. Algunos los sitúan en Sudáfrica, la patria de los subcampeones Jusper Mocke y Hank McGregor, también ausentes. Este último, el actual campeón del mundo de K-1, hace ya quince años que no rema en el Sella. El es el hombre a batir en las maratones, pero el Sella es otra historia. El río que une las localidades de Arriondas y Ribadesella no tiene porteos obligados y, de momento, sigue en manos de piragüistas españoles. De Walter Bouzán y Álvaro Fernández Fiuza. ¿Hasta cuándo?

Este interrogante se resolverá poco después de la una de la tarde del sábado 6 de agosto. Pero otro que sigue sin respuesta es el que muchos se hacen a la orilla de este río: ¿por qué el piragüismo húngaro, número uno del mundo, nunca ha ganado en el Sella? Lo han intentado tantas veces que podrían haberse cansado. Sus principales espadas serán los grandes ausentes del Sella 2016. En el último Mundial, Hungría sumó 27 medallas (12 de oro) y cai quintuplicó al segundo país clasificado, España, con 6 preseas (solo una de oro).