Asturias reina en el Sella

Milín Llamedo y Pedro Vázquez ganan el Descenso Internacional del Sella 2018
Los vencedores del Descenso Internacional del Sella 2018 celebran su triunfo. / DAMIÁN ARIENZA

Milín Llamedo y Pedro Vázquez se llevan el Descenso tras un emocionante final | Una embarcación completamente asturiana consigue el triunfo en el Sella 22 años después

José Ángel García
JOSÉ ÁNGEL GARCÍAGijón

El Sella no decepcionó. La prueba se resolvió por segundos, en los últimos metros. Ahí fueron los más rápidos los parragueses Milín Llamedo y Pedro Vázquez que superaron por un escaso margen a la pareja cántabra formada por Julio Martínez y Rubén González que decidieron portear en La Boticaria para buscar la victoria. La jugada estuvo a punto de salirles bien. Decía la leyenda de Julio Martínez que había que tirar de experiencia y no decepcionó. Salió del islote en una situación privilegiada respecto a las otras tres embarcaciones que se mantuvieron en cabeza desde el inicio.

Fue cuestión de un suspiro como se resolvió la prueba, que no tenía favoritos claros ante la ausencia de Fiuza y Bouzán, ganadores en las ocho ediciones anteriores.

Milín Llamedo se quitó una espina. Después de muchos años peleando en la sombra el parragués, que pensaba competir con el argentino Balboa, improvisó una embarcación con Pedro Vázquez, compañero del equipo Kayak Tudense y no pudo salir mejor. La carrera lenta les vino como anillo al dedo y en el sprint fueron los más fuertes.

Mención aparte para Julio Martínez que junto a Rubén González volvió a dar la cara y a sus 48 años estuvo a punto de hacerse con el triunfo.

Los sudafricanos Andrew Birkett y Hank McGregor, a los que los rivales concedían el cartel de favoritos, intentaron el tirón final pero al final no pudieron superar el sprint de Llamedo y Vázquez. Antes ya se había quedado la dupla riosellana de Luis Amado y Llorens, cuartos en meta.

De este modo, se rompen 22 años de sequía. El mismo tiempo que llevaba sin ganar una pareja integrada por asturianos. Llamedo y Vázquez toman el relevo de Monchu Cerra y Alberto Llera. Milín repite el triunfo que consiguieron su padre y su tío en el año 1984. Por eso, fue inevitable que el parragués se emocionara tras cruzar la línea de meta.

Más noticias