El Sella, a vista de pájaro

El Sella visto desde el Eurocopter 135 P2+ de la Guardia Civil que se encargará de la vigilancia aérea. /Juan Llaca
El Sella visto desde el Eurocopter 135 P2+ de la Guardia Civil que se encargará de la vigilancia aérea. / Juan Llaca

Un helicóptero de la Guardia Civil se encargará de transmitir imágenes desde el aire para controlar todo lo que suceda este sábado durante la prueba y fiesta del Descenso

Lucía Ramos
LUCÍA RAMOS

A seiscientos metros de altura no hay detalle que se escape. Desde tan arriba, el prau de San Juan, en Ribadesella, se abre como un tapiz, en el que cada tienda de campaña es un retal de color, mientras que justo al lado, en el río, los piragüistas que apuran sus últimos entrenamientos parecen pequeñas flechas. También se pueden ver perfectamente, de un solo vistazo, los coches que entran y salen de la villa, así como los controles y puestos de seguridad en los que este sábado prestarán servicio más de 650 efectivos para garantizar que la 82 edición del Descenso Internacional del Sella, que espera reunir a 250.000 personas, sea más segura que nunca. Los cuatro agentes de la Guardia Civil que mañana tripularán el Eurocopter 135 P2+ llegado desde Madrid y equipado con una cámara que retransmite imágenes en tiempo real son los ojos en el cielo del dispositivo de seguridad puesto en marcha, un año más, con motivo de la Fiesta de Piragües.

Unos vigilantes de altura que este mediodía realizaron un primer vuelo de reconocimiento por el entorno de Ribadesella acompañados por EL COMERCIO. «Solemos volar a entre seiscientos y setecientos metros y durante el tiempo que dure el evento que vayamos a cubrir. En este caso, con el Descenso estaremos aproximadamente una hora», explicó el teniente piloto de la Guardia Civil de Madrid Javier Sánchez, mientras el Eurocopter sobrevolaba la playa de Santa Marina.

Durante la jornada de mañana, el teniente Sánchez, el piloto que le acompaña, el brigada Ángel Lagartera, el mecánico, el agente Sergio Nistral, y el operador de cámara ofrecerán a los efectivos que aguardan en tierra una vista privilegiada de todo lo que acontece en torno al Sella. «Vamos a ir grabando el Descenso, las zonas de acampada, las carreteras... pero también todo aquello que nos solicite el mando», indicó el teniente Sánchez.

Ya en tierra, en el interior de su unidad móvil de satélite, los agentes del Servicio de Telecomunicaciones de la Guardia Civil explicaron cómo este sistema es especialmente útil en este tipo de eventos. «Además de poder controlar en todo momento lo que está sucediendo, en caso de que tenga lugar cualquier tipo de incidente nos permite detectar posibles vías de salida y buscar soluciones de una forma mucho más rápida», indicaron. Señalaron también que este año están estrenando un nuevo sistema de transmisión de la imagen, complementario al satélite que utilizaban hasta ahora –y que sigue usando–, que permite a cualquier efectivo que tenga acceso a la intranet recibir las imágenes que capta el helicóptero en tiempo real. «Nos permite una mayor movilidad, pues funciona igual que un teléfono, y facilita el trabajo, pues durante el Descenso también desde el puesto de mando del 112 podrán estar viendo lo mismo que ven los tripulantes de la aeronave», indicaron.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos