Milín Llamedo, entre lágrimas: «Son quince días pasándolo mal»

Milín Llamedo, entre lágrimas: «Son quince días pasándolo mal»
DAMIÁN ARIENZA

El parragués dedica el triunfo a Merchán y Ramalho, excluidos por el dictamen de la Federación de no permitir embarcaciones combinadas

J. A. G.

Felices como nunca. Milín Llamedo y Pedro Vázquez, no podían ocultar su alegría nada más cruzar la meta. El triunfo reivindica a los parragueses, la sorpresa en una prueba que se resolvió en los últimos metros de una forma espectacular.

«Sabíamos que tenemos un gran final y podíamos decantarlo a nuestro favor», explicó Llamedo en declaraciones al término de la prueba. Inevitablemente hubo mucha emoción para el joven parragués que confesaba que este triunfo llegaba «después de 15 años pasándolo mal». En la prueba de este mediodía, añadió, «no teníamos nada que perder». El triunfo, afirmó Llamedo, tuvo una dedicación especial. «Un poco de la victoria es para Ramalho y Merchán», destacó el piragüista de Arriondas, que aludía así a su exclusión por tratarse de una embarcación combinada, que la Federación no permitió tomar parte en la competición.

Más noticias

El rendimiento de su pareja, Pedro Vázquez era una incógnita. Sin embargo, el piragüista del Kayak Tudense no decepcionó a nadie y mostró su potencial. «Milín me había dicho que íbamos a sufrir desde el principio», resumía el parragués, que siguió los consejos del 'veterano' a lo largo del descenso. «Me dijo que fuéramos controlando y reservando fuerzas con vistas al final. Nos ha salido perfecto», explicaba con una sonrisa.

Julio Martínez, segundo en la meta con su compañero Rubén González, no estaba triste a pesar de que el triunfo se les escapó por apenas dos segundos. «Se han beneficiado de la corriente. No hay nada que objetar», subrayó la leyenda cántabra, que expresó su satisfacción por el hecho de que Milín Llamedo ocupe el cajón más alto del podio.