https://static.elcomercio.es/www/menu/img/servicios-juridicos-asturias-desktop.jpg

«El despido siempre debe ser por escrito y justificado con las causas concretas»

Antonio y Reyes Sarasúa, en el plató de Canal 10 antes de comenzar el Facebook Live. / PALOMA UCHA

Antonio y Reyes Sarasúa respondieron las preguntas sobre derecho laboral en materia de bajas, permisos y accidentes

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

La segunda jornada del Mes de los Servicios Jurídicos en Asturias contó con dos expertos en derecho laboral: Antonio y Reyes Sarasúa. Entre las múltiples dudas que los lectores de EL COMERCIO formularon, se trató desde los despidos improcedentes y las bajas laborales hasta los periodos de lactancia. Varios casos en los que, ya se vea desde el prisma del empresario o del trabajador, «siempre se tiene que ser muy escrupuloso con la ley vigente».

Llevo de baja por enfermedad once meses y la Seguridad Social me ha dado el alta. No estoy de acuerdo, ya que no estoy preparado. ¿Tengo que incorporarme?

Reyes Sarasúa: «Desde luego que sí. No hacerlo puede llevar a problemas de cierta trascendencia. Si se le da el alta, mas allá de que no esté conforme, debe incorporarse al trabajo. Se podría pedir vacaciones, si le quedan, para intentar ganar plazo y así reunir la documentación necesaria para demostrar que no se está en condiciones. Negarte a hacerlo sería un problema. Si coge las vacaciones, lo recurre y le dan la razón, los días se los devolverían».

Estaba trabajando y al coger una caja pesada me dio un tirón en la espalda. Los médicos de la mutua me dicen que es una enfermedad degenerativa y que no se hacen cargo. ¿Qué hago?

Antonio Sarasúa: «Es un caso muy típico. Lo adecuado es coger una baja por enfermedad común e ir al Servicio de Salud y pedir un cambio de contingencia. Se valorará por un tribunal médico y allí se decide. Si el problema, aunque sea degenerativo, se agrava por el esfuerzo físico del trabajo, es declarado como accidente laboral».

Llevo de baja casi 14 meses. ¿Cuando me incorpore, tendré derecho a las vacaciones de todo ese tiempo?

Reyes Sarasúa: «Sí, sí que tendría derecho. Hace años se discutió y el Tribunal Superior de la Unión Europea lo resolvió así. Se podría pensar que para qué es necesario vacaciones si ya estuvo de baja, pero no es así. Se sigue devengando este derecho e, incluso, si se trata de un trabajador fallecido, la familia podría reclamar la compensación económica de esos días vacacionales».

¿Por qué muchas prácticas universitarias no se remuneran?

Antonio Sarasúa: «Si se trata de una beca no hablamos de relación laboral. Fuera de eso, existe un contrato en prácticas regulado por ley que ya es relación laboral con un sueldo aminorado contemplado en el convenio laboral de la empresa».

El jefe me dijo que no volviera más por la empresa, pero solo de palabra. ¿Es válido el despido?

Reyes Sarasúa: «No. Siempre tiene que ser comunicado por escrito y justificado completamente. Con causas, si es un despido disciplinario, qué hechos se le imputan, si es por causas objetivas, etcétera. Y también la fecha en la que entra en efecto. En caso de que sea oral hay que actuar rápido, porque se puede encontrar con que no vuelve a trabajar y a los seis días le comunican el despido por carta al no haber ido, algo que ya haría al despido procedente».

¿Se puede negar la empresa a conceder el permiso de lactancia?

Antonio Sarasúa: «La lactancia, como la maternidad, está contemplada en la ley de los trabajadores y en la Seguridad Social. Se trata de una reducción de una hora. Eso sí, se puede acumular como si fuera permiso de maternidad. De todas formas, si no viene en el convenio colectivo, la empresa puede negarse en esta petición tan habitual de las madres. Ahora se esta incorporando la posibilidad de que sea la madre la que tenga la elección final».