https://static.elcomercio.es/www/menu/img/servicios-juridicos-asturias-desktop.jpg
II Mes Servicios Jurídicos en Asturias

«La transparencia es clave para evitar la quiebra»

Julio Diéguez, Irene López, la periodista Saray Martínez e Ignacio Blanco. / DAMIÁN ARIENZA

Ignacio Blanco, Julio Diéguez e Irene López, de Inin Abogados y Economistas, ven clave «perder el miedo» a la reestructuración empresarial

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

La importancia de un buen asesoramiento como factor clave para anticiparse a un problema. Los expertos en materia de reestructuración empresarial Ignacio Blanco, Irene López y Julio Diéguez, de Inin Abogados y Economistas, respondieron ayer en una nueva emisión en directo a través de Facebook Live a las dudas de los lectores de EL COMERCIO sobre este tipo de procesos empresariales. Unos procedimientos que, en muchas ocasiones, pueden llegar a reconducir el rumbo de una empresa, «aunque debe hacerse sin miedo y de la mano de profesionales o expertos».

¿Qué es exactamente una reestructuración empresarial?

Ignacio Blanco: « Es un aspecto muy amplio en el que el empresario no conoce el origen de los problemas de su empresa y tiene tensiones de tesorería, con una estructura de deudas financieras demasiado a corto plazo. La reestructuración es el proceso que pasa por analizar la situación de la empresa, proponer una serie de medidas correctoras a esa situación y aplicarlas. En situaciones en las que la empresa tiene rentabilidad positiva, siempre se materializa en un acuerdo para frenar los problemas. Son situaciones en las que se exige un esfuerzo colectivo a todos los operadores. Ahora mismo se están dando muchas operaciones de compraventa de empresas y, por tanto, hay muchos empresarios comprando empresas para posicionarse en un mercado. La reestructuración también pasa por eso».

¿Qué es lo primero que tiene que hacer una empresa con problemas de pago?

Irene López: «Analizar la situación y determinar dónde está el problema. Hay clientes que vienen sin tener ni idea de por qué tienen dificultades económicas. Ese es nuestro trabajo, detectar dónde está el problema y ser sinceros con el cliente. Hay veces que las empresas no son viables».

¿Qué echa en falta en las empresas que atraviesan dificultades?

Irene López: «La anticipación. Muchos empresarios tienen una falta de control financiero. Esto se nota mucho, porque cuando piden ayudas están totalmente desinformados y desconocen del todo las características de su situación. Cuando un empresario se plantea adquirir una deuda a largo plazo, debe tener en cuenta muchos factores».

¿Es común que no exista transparencia por parte del empresario?

Ignacio Blanco: «Sí. Y es un error muy grave. En ocasiones detectamos miedo por parte del empresario que tiende a maquillar los resultados de la empresa. Esto es gravísimo. Tú puedes cerrar un primer acuerdo a través del engaño, pero un segundo va a ser muy complicado y un tercero imposible. Es necesario hacer ver la realidad de la empresa y no perder así el tiempo».

¿Si una empresa atraviesa problemas, hay mas alternativas que el concurso de acreedores?

Julio Diéguez: «Sí. No necesariamente siempre se tiene que acudir a un concurso de acreedores. Cada día se están firmando más acuerdos de refinanciación, en los cuales se llegan a determinados convenios para hacer la deuda lo más cómoda posible. La Ley Concursal lo ampara y el empresario dispone de un valioso tiempo, de unos cuatro meses, para negociar con los acreedores».

¿Qué recomiendan: un acuerdo o un concurso?

Julio Diéguez: «Depende de la naturaleza de la deuda. Si es financiera, lo mejor es una acuerdo. Si la deuda fuera comercial es más fácil recurrir al concurso que ponerse a negociar con cada proveedor. En el caso de una promotora, en la que sus activos son suelos y el pasivo los préstamos que ha necesitado para la inversión, es complicado llegar a un acuerdo porque los bancos no quieren pisos. Aquí es mejor ir a un concurso de acreedores y solucionar la deuda».

II Mes Servicios Jurídicos en Asturias

 

Fotos

Vídeos