La Universidad de Extremadura concluye que no es homófobo el material de una profesora de Sociología

Extracto del polémico material distribuido por la profesora de Sociología del Género y la Familia de la Universidad de Extremadura./
Extracto del polémico material distribuido por la profesora de Sociología del Género y la Familia de la Universidad de Extremadura.

La asociación de estudiantes muestra su «decepción y vergüenza» por la resolución del polémico caso

ANA B. HERNÁNDEZExtremadura

«Tras las consultas realizadas a diversos expertos, se considera que puede darse por cerrado el caso de los presuntos contenidos homófobos en una asignatura de Grado de la Universidad de Extremadura (UEx), al concluir los dictámenes que esos materiales docentes no incumplen ninguna normativa ni legalidad, ni pueden ser calificados de homófobos». La Universidad de Extremadura zanja con este comunicado del Vicerrectorado de Docencia y Relaciones Institucionales un asunto que ha generado cierta polémica entre los estudiantes de las Facultades de Educación y de Formación del Profesorado: el uso por parte de una profesora de Sociología de material presuntamente homófobo. La Universidad ha colgado la declaración en la red social Facebook.

Fue el pasado mes de junio cuando se denunció que una profesora de la UEx, que impartía Sociología en las Facultades de Educación y de Formación del Profesorado, había elaborado unos apuntes con contenido homófobo. Entre el material que repartía a sus alumnos, esta profesora señalaba que la forma de vida homosexual es poco saludable, hacía mención a los exgays que conseguían superar su homosexualidad y trataba la transexualidad como una patología. En los apuntes se describe la homofobia como «arma contra la libertad de pensamiento», y se señala que «el respeto a las personas homosexuales no implica aceptar acríticamente un estilo de vida gay».

Izquierda Unida dio a conocer el caso y lo denunció ante la Oficina de Igualdad de la UEx. Su presidenta, Beatriz Muñoz, se reunió con el representante de la Fundación Triángulo, José María Núñez, y el diputado de la coalición de izquierdas, Víctor Casco, para analizar el material docente objeto de la denuncia. Y tras esta revisión, la Universidad de Extremadura decidió la retirada inmediata de los materiales empleados por la docente, y también acordó trabajar en la prevención de conductas homofóbicas a través de un protocolo. Además, la docente implicada pasaría a dar otra asignatura, como contó el diario HOY.

Esto no ha cambiado, del mismo modo que los apuntes siguen retirados. Así lo aclara también la UEx en el comunicado colgado en Facebook: «Por razones sobrevenidas, los materiales desaparecen definitivamente del Campus Virtual, pues los recientes cambios de profesorado en el Área de Sociología, fruto de la resolución pendiente de algunos concursos, implican una reorganización de la docencia».

La institución mantiene en vigor las decisiones que se tomaron cuando el polémico asunto saltó a la luz pública, aunque ahora entiende que el material facilitado por la docente no tiene contenido homófobo. Lo determina después de consultar a diversos expertos, aunque no aclara a quiénes.

El comunicado de la UEx lanzado un mes después de que surgiera el conflicto ha indignado a la Asamblea de Estudiantes Alcampus Extremadura, que ayer expresó su «decepción y vergüenza» por la resolución del caso. «No entendemos que se diga que dichos contenidos no son discriminatorios, es indignante que en un ámbito científico como la Universidad aún tengan cabida pensamientos cavernarios como éstos», afirman desde la agrupación estudiantil.

Añaden que «estos hechos abochornan a la UEx y suponen una vergüenza para los colectivos que la integramos; es una decepción total y una impotencia ante la impunidad de algunas personas». Les gustaría saber qué expertos han sido consultados y qué criterio han seguido para concluir que los apuntes no son discriminatorios; y añaden que estudiarán la puesta en marcha de acciones de protesta.

Una visión negativa

El Grupo Parlamentario Socialista asegura que aunque el material no es ilegal, «lo cierto es que se está ofreciendo una visión negativa del colectivo homosexual».

El diputado del Grupo Parlamentario IU-Verdes, Víctor Casco, lamenta que la Universidad no considere homófobos unos apuntes de Sociología criticados por colectivos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB). Ha considerado positivo que la UEx haya decidido retirar estos materiales y reordenar el área de Sociología para que esta profesora «no vuelva» a dar esas materias, pero ha lamentado que la institución académica califique como «no homófobos esos mismos materiales que, sin embargo, se retiran». Para el diputado de IU, «no deberían darse en el ámbito académico opiniones personales que no tienen nada que ver con la ciencia ni con el discurso científico, y sí mucho que ver con los prejuicios personales de cada uno».

La Fundación Triángulo, por último, colgó ayer en su web, tras conocer la resolución de la UEx, que mantenía su petición de que los apuntes de la asignatura Sociología del Género y la Familia fueran retirados, como así será.

La entidad explica que mantiene su petición de que estos apuntes no continúen formando parte de la citada asignatura, porque considera que «aunque no parecen ilegales, sí entendemos que incluyen afirmaciones que no resultan de recibo para la sociedad española actual y el contexto universitario». Triángulo reitera que los materiales deben ser reelaborados, eliminándose aquello que no respete la diversidad afectivo sexual y los derechos humanos.