La indignada y genial carta de una divorciada que no pudo comulgar en la comunión de su hijo

Carta de Ángela Conesa./
Carta de Ángela Conesa.

«No contribuiré con donativo alguno siendo consciente de que, tanto mi dinero como mi persona, no entramos dentro de lo que la Iglesia considera normal», escribió Ángela Conesa

ELCOMERCIO.ESgijón

Una mujer divorciada de Cartagena ha respondido indignada a la parroquia que le impidió comulgar en la Primera Comunión de su hijo, por encontrarse en una "situación irregular ante los ojos de la Iglesia". La afectada, Ángela Conesa, ha comunicado a su parroquia que dejará de dar sus habituales donativos, puesto que si su persona es rechazada por la Iglesia, también lo debe ser su dinero.

Todo ocurrió la pasada semana, cuando Ángela recibió una carta de su parroquia para informarle sobre asuntos relacionados con la Primera Comunión de su hijo, que tuvo lugar el domingo día 3 de mayo. En la citada carta, se le advertía de que "no se puede recibir la Comunión en algunos casos (parejas de hecho, divorciados y vueltos a casar civilmente)".

Ángela se dio por aludida, puesto que es una mujer divorciada, publicó el texto en Facebook movida por una profunda indignación. En tan sólo dos días, la publicación fue compartida más de 100.000 veces, por lo que protagonista de esta historia se animó a responder a la parroquia: "Como buena católica (desde hoy simple cristiana), acato las normas y no contribuiré con donativo alguno siendo consciente de que, tanto mi dinero como mi persona, no entramos dentro de lo que la Iglesia considera normal".

Además, Ángela Conesa concedió una entrevista, en la que asegura que le sentó muy mal y que no se levantó a comulgar durante la misa porque no quería provocar un momento incómodo en un día tan importante para su hijo.

La Diócesis de Cartagena, por su parte, emitió un comunicado en el que hacía referencia a que "las personas que no pueden comulgar son las que han llevado a cabo un nuevo enlace civil después de romper el sacramento del matrimonio".