Proponen 800 euros de multa a un joven por un selfi con dos policías en Cartagena

Polémica. Captura del perfil de Facebook del vecino de Cartagena al que los agentes de la Policía Local de San Javier denunciaron por vulnerar supuestamente la Ley sobre Protección Ciudadana. El comentario que acompaña la foto de los policías tiene faltas de ortografía y se equivoca al asegurar que los actuantes son agentes de Los Alcázares./
Polémica. Captura del perfil de Facebook del vecino de Cartagena al que los agentes de la Policía Local de San Javier denunciaron por vulnerar supuestamente la Ley sobre Protección Ciudadana. El comentario que acompaña la foto de los policías tiene faltas de ortografía y se equivoca al asegurar que los actuantes son agentes de Los Alcázares.

El expediente califica de grave la conducta de un vecino de Cartagena, que subió a su Facebook la foto de los agentes y dijo que estaban de «juerga» en un local de copas

JORGE GARCÍA BADÍASAN JAVIER

La lió parda y cuando quiso deshacer el entuerto ya era demasiado tarde porque el selfi, con una dedicatoria poco afortunada para la Policía Local, ya estaba circulando sin control por las redes sociales. El autor del citado autorretrato es un vecino de Cartagena que estaba de fiesta en el Thai Beach Club de San Javier y decidió sacar su móvil para fotografiarse abrazando a su novia, al tiempo que en la instantánea retrataba además a la pareja de agentes que en ese momento estaban detrás de él hablando con dos chicas. Sin pensar en las consecuencias que le podría acarrear la broma, subió la foto a su perfil de Facebook y la acompañó con un comentario: «Mirar los municipales de Los Alcázares, en puesto de estar 'apatruyando' la ciudad están en el Thai de juerga. Vaya tela».

Durante el tiempo en el que la imagen estuvo en circulación, alguien la compartió con otro policía local de San Javier. Este agente cogió una captura del perfil de Facebook al reconocer a sus dos compañeros en la foto y acto seguido les alertó de que se habían convertido en el chascarrillo de esa red social. Los policías afectados interpusieron una denuncia «por el uso no autorizado de imágenes o datos personales o profesionales de miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad, que puedan poner en peligro la seguridad personal o familiar de los agentes».

Y añadían que lo que pretendía el 'fotógrafo' era «a través de las redes sociales, poner cara a los agentes que intervienen». La denuncia se interpuso el 26 de julio y ha acabado dando pie a la apertura de un expediente sancionador. El autor del selfi, de 31 años, se enfrenta a una multa de 800 euros por haber infringido supuestamente el artículo 36.23 de la Ley sobre Protección de Seguridad Ciudadana.

En la denuncia, los agentes hacían constar que el día en que fueron fotografiados sin su consentimiento habían «emitido un informe y confeccionado actas por la celebración de actividades recreativas en el local donde fue captada la imagen». Es decir, estaban inspeccionando el club. El expediente califica los hechos como graves: «Captación de imagen de la Policía Local y su uso en redes sociales atentando contra su dignidad en el ejercicio de sus funciones». El proceso se inició en noviembre; el Ayuntamiento de San Javier ha concedido al afectado un plazo de 15 días para alegar. También le ofrece la alternativa de pagar voluntariamente la sanción con un descuento del 50% (400 euros).

«La quité en una hora»

«Me he quedado de piedra», fue lo único que acertó a decir ayer el afectado al conocer la sanción que le quieren imponer. «Solo me hice una foto dándome un beso con mi novia», apuntó, tratando de quitarle intencionalidad al asunto. No obstante, reconoció que fue él quien escribió el comentario contra los policías.

«La foto la quité en una hora porque un amigo me dijo que iba a tener problemas». Y habría que añadir que podrían haber sido más graves, ya que fuentes policiales explicaron que también le podrían haber denunciado «por vulnerar la Ley de Protección de Datos». Las mismas fuentes precisaron que es el primer expediente sancionador que se abre por un selfi. El vecino de Cartagena avanzó que recurrirá. En su perfil de Facebook sigue mostrando otros autorretratos junto a su pareja, pero no hay ni rastro de las fuerzas del orden público.