Arte y tecnología para la inclusión social

'SoleNoid', de Peter William Holden./
'SoleNoid', de Peter William Holden.

La VI Bienal de Arte Contemporáneo de la Fundación ONCE reúne una amplia selección de obras de 31 artistas, 16 de ellos con algún tipo de discapacidad

JOSÉ MANUEL ANDRÉSmadrid

La Bienal de Arte Contemporáneo de la Fundación ONCE celebra su décimo aniversario y su sexta edición, y lo hace gozando de una excelente salud. Desde el pasado miércoles y hasta el próximo 11 de septiembre el evento reúne en el Centro Centro Cibeles de Madrid una amplia selección de obras de 31 artistas, 16 de ellos con algún tipo de discapacidad. Una muestra de artes plásticas que traslada al espectador la expresividad artística de este colectivo, que constituye un alarde de plasticidad y sugerencia.

En esta ocasión, la muestra gira en torno a la tecnología y su condición de vector para la expresión artística. Las últimas técnicas de la información y la comunicación así como los más modernos avances científicos se presentan ante el espectador como instrumentos que posibilitan a las personas con discapacidad acceder al arte en igualdad de condiciones.

Así, la exposición se estructura en cuatro áreas relacionadas con las capacidades humanas: la ampliación de la percepción sensorial a través de lo tecnológico, la modificación de la interacción con el espacio, la inteligencia artificial y la evolución de la tecnología.

La muestra cuenta además, en colaboración con instituciones como el Centro Dramático Nacional, la Academia de las Artes y de las Ciencias Cinematográficas, el Teatro Valle-Inclán y la Casa Encendida, con un amplio ramillete de actividades paralelas como talleres, mesas redondas, ciclos de conferencias y de artes escénicas, así como proyecciones cinematográficas, que convierten a la Bienal en un evento multidisciplinar y completo.

Asimismo, tanto la exposición principal como las actividades paralelas serán accesibles para todos y las sedes estarán libres de barreras arquitectónicas.

Por todo ello, la Bienal de Arte Contemporáneo de la Fundación ONCE se ha convertido, una década después, en todo un referente nacional e internacional de la inclusión social que pretende captar la atención del mundo de la cultura sobre la realidad actual del mundo de la discapacidad y su enorme potencial artístico.