Adriana Ocampo (NASA): «En unos meses nuestra civilización va a descubrir un nuevo mundo»

Adriana Ocampo (NASA): «En unos meses nuestra civilización va a descubrir un nuevo mundo»

Adriana Ocampo, directora del programa Nuevos Horizontes de la NASA, habla de la posibilidad de encontrar vida durante la próxima década

EUROPA PRESS

La directora del programa Nuevas Fronteras de la NASA, Adriana Ocampo, recuerda que la Tierra, la «cuna» del ser humano, está «cambiando» y se encuentra en «evolución». «Nuestro Sol va a volverse cada vez más caliente, una explosión va a afectar a nuestro planeta, quedan cientos de año todavía, pero cuando esto pase tenemos que estar preparados para colonizar otras partes del Sistema Solar», ha asegurado .

La científica ha visitado Madrid para participar en el ciclo 'Hablemos de Física', en el que ha impartido la conferencia 'La misión espacial Nuevos Horizontes: descubriendo nuevos mundos', que se ha celebrado este miércoles en el Aula Magna de la facultad de Ciencias Físicas de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Ocampo coincide con otros expertos en señalar que el próximo gran paso de la ciencia en materia astronómica será la llegada del humano a otros planetas. «En unos 20 años vamos a ver las primeras misiones tripuladas a Marte, vamos a usar la Luna como base para aprender como trabajar en el espacio, y de ahí, como especie, cómo aprender a vivir en otras superficies planetarias».

Pero además, augura que existirán telescopios astronómicos con una «precisión extraordinaria» capaces de determinar si hay vida en otras partes de la Vía Láctea, e incluso «saber qué está pasando realmente con el universo».

Ocampo dirige Nuevas Fronteras de la NASA. Se trata de un programa en el que científicos compiten para que su proyecto de misión espacial sea financiado por la agencia estadounidense. Con tres misiones en activo, el programa seleccionará una cuarta misión entre dos propuestas: una a la luna más grande de Saturno, Titán; y una al cometa 67P, el mismo sobre el que orbitó la nave Rosetta de la ESA. «El próximo año se va a elegir una de esas dos», dice.

Actualmente, el programa tiene tres misiones en activo: New Horizons (que sobrevoló Plutón en 2015 y se dirige ahora a otro pequeño planeta), Juno (que orbita alrededor de los polos de Júpiter) y OSIRIS-REx (que visitará el asteroide Bennu este mes de septiembre).

Durante la conferencia, Ocampo abordará las últimas novedades sobre la misión New Horizons, lanzada en 2006 desde Cabo Kennedy con el objetivo de explorar Plutón, el planeta enano localizado en el cinturón de Kuiper. En julio de 2015 la nave espacial sobrevoló con éxito este planeta.

«Plutón nos sorprendió completamente, pensábamos que era un pequeño planeta inerte y es una esfera helada, mucho más activo de lo que esperábamos», admite la científica, que explica que este pequeño planeta tiene además el potencial de que bajo su corteza de hielo tenga océanos, es decir, agua en estado líquido. «Fue realmente un abrir de ojos muy importante», señala.

Pero Ocampo indica que no solo se sorprendieron por descubrir que Plutón tenía agua en forma de hielo, sino porque también se encontró que el hielo se estaba derritiendo, lo que apunta a que el planeta tiene «un fuero interno de calor», es decir, que se trata de un planeta «activo». «Este esquema creíamos que era más exótico, de planetas de fuera del Sistema Solar», justifica la sorpresa de los científicos. Además, se halló material orgánico en la superficie del planeta.

«Cuando nos preguntan cuántos planetas hay, podemos decir que hay ocho grandes planetas, pero también miles y miles de pequeños planetas; nuestro sistema solar es mucho más rico y complejo de lo que pensábamos, y esto es gracias a la nueva visión que New Horizons nos ha dado», explica.

Los descubrimientos realizados con la misión New Horizons en Plutón ayudan a responder a las preguntas que los seres humanos llevan haciéndose desde hace siglos: ¿Cómo llegó la vida a la Tierra?. Según la científica, esta es una de las preguntas clave que persigue contestar la NASA.

Al encontrar que Plutón podría tener los «tres elementos clave» para que se origine la vida --agua líquida, una fuente de energía y compuestos orgánicos--, el planeta enano puede posicionarse como uno de los «candidatos» para conocer cómo es este proceso, elementos que también se ha descubierto que están presentes en la luna de Júpiter Europa o en las lunas de Saturno Encélado y Titán. «No decimos que Plutón pueda albergar vida, pero estamos diciendo que hay esos elementos que antes no pensábamos que existiesen tan lejos en nuestro sistema solar», añade.

Tras sobrevolar con éxito el planeta en 2015, la nave New Horizons se dirige a su próximo destino: el planeta Última Thule o MU69, también ubicada en el cinturón de Kuiper, en el límite del Sistema Solar, al igual que Plutón. Según indica la experta de la NASA, New Horizons sobrevolará este «objeto» --como prefiere denominarlo Ocampo-- en enero de 2019. Mientras se dirige a él, los científicos se encuentran analizando toda la información que ha proporcionado la nave sobre Plutón.

La científica explica la importancia de estudiar Última Thule: «Estos objetos son los más primitivos del Sistema Solar; son objetos que realmente desconocemos, es una clasificación nueva de objetos; todavía estamos al margen de descubrir una nueva categoría de planetoides de nuestro sistema; es como la piedra Rosetta, si podemos descifrar su composición, podemos descifrar los orígenes de cómo se formó nuestro sistema solar».

Aun sin conocer apenas nada de este objeto, las primeras indicaciones apuntan que se trata de un objeto muy oscuro, con material orgánico, y por el momento se desconoce si tiene pequeñas lunas orbitando alrededor. «Para descifrar eso, el 4 de agosto habrá oportunidad de hacer una observación --explica--. Sabemos que es binario, pero no sabemos si puede tener un anillo, otras lunas... y es importante poder aprender eso antes de que la nave llegue ahí para precisar la ciencia y mitigar el riesgo de la nave».

Temas

Nasa
 

Fotos

Vídeos