Arrestan a una española en Kenia por una pulsera de marfil

María Pich-Aguilera, con la pulsera de marfil. /
María Pich-Aguilera, con la pulsera de marfil.

ANA RANERA

Una mujer española fue arrestada el domingo en el aeropuerto internacional de Nairobi con un brazalete de marfil de 25 gramos. María Pich-Aguilera catalana de 50 años, viajaba desde Nairobi, la capital keniata, hasta Dar es Salam, ciudad financiera. Tras su detención, compareció durante la mañana de ayer ante el tribunal y por la tarde quedó en libertad tras abonar la cantidad impuesta por el juez. Pich-Aguilera alegó que la pulsera era un regalo que le había hecho su marido hacía décadas y que no lo había adquirido en Kenia. Este país castiga hasta con penas de prisión la compra y tráfico de bienes prohibidos, como es el caso del marfil. Para conseguir la rápida resolución fue fundamental la intervención del cónsul español, quien intercedió para que se celebrara el juicio. La mujer continúa ya las vacaciones junto a su familia y ha abandonado Nairobi. Hace una semana ya se detuvo a una mujer francesa por este mismo motivo y quedó en libertad tras pagar una multa de casi 9.000 euros. El Ministerio español de Asuntos Exteriores aprovechó para recordar sus recomendaciones sobre los viajes a Kenia, repitiendo que últimamente ya han detenido a varios españoles por portar objetos de este material, «de carácter personal y no vinculados al comercio ilegal» y que, por ello, han tenido que abonar elevadas cantidades de dinero.