45.000 jóvenes han dejado Asturias en la última década

45.000 jóvenes han dejado Asturias en la última década

La precariedad laboral y el alto precio de la vivienda, principales dificultades de los jóvenes de la región | USO señala que menos del 19% de menores de 30 años asturianos puede emanciparse o tener hijos

EUROPA PRESS

Solo el 19% de los menores de 30 años puede permitirse emanciparse en España debido a la precariedad laboral y el alto precio de la vivienda, según se desprende del informe 'Situación sociolaboral de la Juventud en España 2018-2019'. El informe, presentado este lunes con motivo del Día Internacional de la Juventud por la Unión Sindical Obrera, señala que, ante esta situación, la maternidad se ha retrasado en dos años, hasta los 31 años de media. En Asturias, el porcentaje de emancipados menores de 30 años se sitúa entre el 17 y el 19% del total.

«Tenemos un problema grave, hemos llegado a la tasa de emancipación más baja de los últimos años y esto ha repercutido en cosas como la edad de maternidad, que se ha retrasado en dos años desde el inicio de la crisis; así como también nos hemos visto obligados a aumentar la edad de lo que se considera joven a los 35 años«, según ha señalado en rueda de prensa el responsable del Departamento Confederal de Juventud de USO, Pablo Trapero.

En este sentido, el informe revela que, a pesar de que las cifras de paro han mejorado ligeramente con respecto a 2018, sobre todo en adolescentes, la tasa de emancipación es baja. «Son dos características que no están ligadas, porque seis más están por debajo de un 17% de la tasa de emancipación, aunque en estas el paro ha bajado», ha agregado Trapero.

Por comunidades autónomas, en Andalucía, Cantabria, Castilla-La Mancha, Euskadi y Extremadura menos del 17% de los jóvenes se emancipan; en Asturias, Valencia, Galicia, Islas Canarias y Murcia, hacen lo propio entre un 17% y 19%; mientras que en el resto de España la tasa puede llegar a subir hasta 21% de emancipados. «Las causas van ligadas a la precariedad laboral y a la reforma laboral de 2002, y a los ajustes de los años siguientes, de modo que los más castigados han sido los jóvenes con empleos precarios y salarios más bajos», ha agregado.

Al respecto, ha indicado que todas las edades y sexos continúan por encima de la tasa general del paro, salvo los hombres entre 30 y 34 años. «Estas cifras son especialmente dramáticas hasta los 24 años, pero sobre todo entre los 16 y 19 años, rango en el cual uno de cada dos jóvenes que intenta incorporarse al mundo laboral está en paro y la mayoría son mujeres», ha añadido. Así, ha criticado que la administración pública «no quiere publicar todos los datos sobre el tema porque no le conviene», como es el caso de los jóvenes que emigran al exterior y sus razones o que «la leve recuperación de datos del mercado laboral llega muy atenuada en los jóvenes».

Por otra parte, la secretaria de comunicación de USO, Laura Estévez, ha coincidido con Trapero en que «España tiene actualmente la generación mejor formada de la historia, pero soportan mayor precariedad que los jóvenes de décadas anteriores, lo cual se convierte en una situación en cadena muy grave». «Da igual si eres ingeniero si el mercado demanda puestos de baja cualificación, como es el sector de los servicios, que aglutina el mayor número de jóvenes. Esto está empujando al paro a otros jóvenes con menos estudios y que pueden realizar estas tareas», ha subrayado.

El precio del alquiler

Por su parte, la secretaria de Formación Sindical e Igualdad de USO, Dulce María Moreno, ha destacado que «hay un alto índice de contratación parcial y precaria«. »Muchos jóvenes lo que encuentran son trabajos de media jornada o bien están firmando contratos sin garantías, como es el caso de los contratos de formación, que solo alcanzan el 0,18% y que no cumplen su función real que es insertar a los jóvenes al mundo del trabajo«, ha dicho.

Al respecto, ha enfatizado en que «se debe potenciar efectivamente la formación dual con más plazas y se deben fomentar las políticas de Garantía Juvenil, que no estén supeditadas a fondos europeos y que se publiciten entre los interesados«. »Un alto porcentaje de fondos se pierde cada año por la falta de conocimiento sobre este tema«, ha añadido. »No nos salen las cuentas, no es posible que un alquiler te cueste 862 euros de media y tengas un salario de 850 euros de media, a eso le tienes que sumar servicios, transporte y todo lo que tienes que pagar, que es imposible«, ha apostillado Trapero sobre el precio actual de la vivienda.

Por ello, USO ha solicitado que se cree un parque de viviendas de alquiler tasado y que se creen medidas «de acuerdo a las necesidades de los jóvenes». «No sabemos qué va a pasar, ni si se van a tomar acciones para solucionar los problemas en materia de laboral por la inestabilidad política del país en este momento», ha concluido Trapero.

Emigración laboral

También CC OO de Asturias ha analizado la situación de los jóvenes y hoy ha desgranado un informe que refleja que antes de la crisis el 37,01% de la juventud tenía empleo, frente al 19,92% actual. Además, la posibilidad de estar en el paro de las personas jóvenes en Asturias casi duplica la de la población mayor de 25 años. «El paro y precariedad siguen empujando a la juventud a la emigración laboral«, han señalado desde el sindicato, que cifra en 45.000 los jóvenes que han abandonado el Principado desde 2008 con edades comprendidas entre los 15 y 34 años -alrededor de 39.400 con destino a otras provincias y 5.841 con destino al extranjero-.

En los últimos diez años la población joven ha menguado en 17.600 personas, lo que representa una reducción del 20,3%, «en parte por causas naturales y debido también a la emigración», ha señalado CC OO. En Asturias, ni siquiera tres de cada diez jóvenes (27%) participa en el mercado laboral, «lo que nos convierte en la región con la segunda tasa de actividad más baja del país», han afirmado desde CC OO. Hay 50.400 jóvenes que permanecen al margen del mercado laboral, es decir, que «ni trabajan ni buscan empleo activamente».

De los 69.000 jóvenes que viven en Asturias únicamente trabajan 13.800 (dos de cada diez). La tasa de empleo de la juventud asturiana sigue estando muy por debajo de la media española, y es «notablemente» inferior a la registrada antes de la crisis. Hace once años el 37,01% de los y las jóvenes asturianos tenían empleo, frente al 19,92% actual.

Por otra parte, uno de cada cuatro asturianos entre 16 y 24 años que quieren trabajar no logran encontrar empleo. Su tasa de paro es del 26,23 por ciento. Y la probabilidad de estar en el paro de los asturianos casi duplica la de la población mayor de 25 años, cuya tasa de paro es del 13,65 por ciento.

Además, los empleos a los que accede la población joven son «abrumadoramente precarios». En Asturias el 50,8 por ciento de los asalariados jóvenes (16-30 años) tienen un contrato temporal, una proporción que duplica ampliamente la del conjunto de la población. El 28,7 por ciento trabaja a tiempo parcial, añade el informe de la organización.

Los jóvenes, «uno de los colectivos más desfavorecidos»

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, ha manifestado la «importancia tan enorme» que supone la formación de un Gobierno «de una vez», así como la aprobación de los presupuestos para poner en marcha medidas que apoyen a los más jóvenes. «Todas las medidas que el Gobierno de Pedro Sánchez tenía previstas para poner en marcha están paralizadas», ha recalcado. Las declaraciones se han producido este lunes antes de un encuentro con representantes del Consejo de la Juventud de Asturias, con motivo del Día de la Juventud. «Todo está parado hasta que los partidos políticos decidan asumir que el PSOE ganó las elecciones, que el PSOE tiene derecho pero también obligación de formar gobierno, y los demás tendrán que asumirlo y entender que el juego democrático es éste», ha explicado Losa.

«Las personas jóvenes son uno de los colectivos que está padeciendo la crisis económica con bastante profundidad y cuya representación, muchas veces, queda solapada por otros colectivos», ha añadido la delegada.

Entre esas medidas paralizadas a las que alude Losa se encontrarían «unas partidas presupuestarias para hacer un plan de choque contra el desempleo juvenil, en el que se pretendía reducir del 30 al 26 por ciento la tasa de desempleo; la aprobación de una ley contra la publicidad en el juego; un plan de apoyo a la independización de los jóvenes mediante ayudas para la vivienda; y el plan de becas, el cual supondría un incremento de nueve millones de euros para Asturias».

Por su parte el presidente del Consejo de la Juventud, Álvaro Granda, ha apuntado que los jóvenes «son uno de los colectivos más desfavorecidos, sobre todo en Asturias». Granda ha informado de que el encuentro servirá para tratar diferentes proyectos que desarrollan y quieren desarrollar desde el Consejo, entre los que ha destcado el acceso al empleo de los jóvenes, el tema de educación y becas y un plan de prevención de la ludopatía. «Creemos que hay que trabajar y apostar por medidas que permitan a la juventud poder desarrollar un proyecto de vida y en el caso de Asturias es más complicado todavía con el reto demográfico que tenemos y la pérdida de población juvenil», ha concluido.