El 'Pinocho Rex', la última bestia de la era Mesozoica

Científicos chinos descubren un nuevo tiranosaurio de hocico alargado que vivió en Asia en el periodo cretáceo tardío

EUROPA PRESS LONDRES

Científicos han descubierto una nueva especie de tiranosaurio de hocico largo, al que han apodado ' Pinocho rex', que vivió hace más de 66 millones de años. Los investigadores dicen que el animal, que pertenecía a la misma familia de los dinosaurios como el Tyrannosaurus rex, era un carnívoro temible que vivió en Asia durante el período cretáceo tardío.

El antiguo depredador recién descubierto era muy diferente de la mayoría de los tiranosaurios. Tenía un cráneo alargado y largos dientes estrechos en comparación con las mandíbulas más profundas y poderosas, y de dientes gruesos de un T. rex convencional.

Los paleontólogos no estaban seguros de la existencia de los tiranosaurios de hocico largo hasta que los restos del dinosaurio -llamado Qianzhousaurus sinensis- fueron desenterrados en el sur de China. Hasta ahora, sólo se habían encontrado dos tiranosaurios fosilizados con cabezas alargadas, pero eran de corta edad. No estaba claro si se trataba de una nueva clase de dinosaurio o si estaban en una etapa temprana de crecimiento, y podrían haber pasado a desarrollar cráneos más robustos.

El nuevo espécimen, descrito por científicos de la Academia China de Ciencias Geológicas y la Universidad de Edimburgo, es de un animal cercano a la edad adulta. Se encontró en gran parte intacto y muy bien conservado, lo que confirma la existencia de especies de tiranosaurio con hocicos largos. Los expertos dicen que Qianzhousaurus sinensis vivió junto a los tiranosaurios de hocico profundo, pero no habrían sido competencia directa con ellos, ya que eran más grandes y probablemente cazaban presas diferentes.

Nueva rama de la familia

Tras el hallazgo, los investigadores han creado una nueva rama de la familia tiranosaurio para los especímenes con hocicos largos , y esperan que más dinosaurios se añadirán al grupo en las excavaciones en Asia que continúan identificando nuevas especies.

Qianzhousaurus sinensis vivió hasta hace unos 66 millones años , cuando todos los dinosaurios se extinguieron , probablemente como resultado de un impacto de un asteroide mortal. Los resultados del estudio , financiado por la Fundación de Ciencias Naturales de China y la Fundación Nacional de Ciencias, se publican en la revista Nature Communications.

El doctor Steve Brusatte, de la Escuela de Geociencias de la Universidad de Edimburgo, y uno de los autores del estudio, dijo: "Esta es una raza diferente de tiranosaurio. Tiene la sonrisa con dientes familiar del T. rex , pero su hocico era mucho más largo . y tenía una hilera de cuernos en su nariz. Podría haber parecido un poco cómico, pero hubiera sido tan mortal como cualquier otro tiranosaurio , y tal vez incluso un poco más rápido y sigiloso".

El profesor Junchang Lü, del Instituto de Geología de la Academia China de Ciencias Geológicas, dijo: "El nuevo descubrimiento es muy importante, junto con el Alioramus de Mongolia , muestra que los tiranosáurios de hocico largo se distribuyeron ampliamente en Asia Aunque sólo estamos empezando a aprender acerca de ellos, los tiranosaurios de hocico largo eran al parecer uno de los principales grupos de dinosaurios depredadores en Asia".