El Comercio
Salvador Moncada, antes de la reunión del jurado.
Salvador Moncada, antes de la reunión del jurado. / A. PIÑA

«La ciencia avanza más deprisa que la ética y eso da problemas»

  • «Que sea posible crear un ser humano con tres padres ha de ser comprendido de una manera nueva»

  • Salvador Moncada Premio Príncipe de Asturias de Investigación 1990

Salvador Moncada nació en Honduras en 1944 pero ha hecho su carrera en el Gran Bretaña, donde este médico casado con una princesa belga recibió en 2010 el título de Sir otorgado por Isabel II. Sus méritos son múltiples. Tantos que en 1990 recibió junto a Santiago Grisofía el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica. Ayer regresaba a Oviedo como jurado.

¿Cómo ha cambiado la tecnología el mundo de la investigación?

Una de las grandes revoluciones de los últimos 40 años ha sido científico-técnica, en las áreas de informática, inteligencia artificial y comunicación. Eso ha creado un ambiente nuevo que está revolucionando la forma en que hacemos ciencia.

¿Y qué va pasar en el futuro?

Lo más difícil que hay es predecir el futuro. Va a haber cambios fundamentales en mi área, el de la biología, en el que las posiblidades de los estudios genómicos y las transformaciones que pueden generar son enormes, con una variabilidad y una amplitud que no se pueden siquiera ver en estos momentos. En el ámbito de la inteligencia artificial va a ser una cosa importante.

¿La ciencia ficción se hará realidad?

Hasta hace pocos años yo pensaba que no ibámos a poder desarrollar una inteligencia artificial que pudiera definirse como tal. Pero después de las máquinas que se han creado en los últimos años, debemos sentarnos, tomar una pausa y pensar que podemos llegar muy lejos.

¿Estamos preparados éticamente para asumir esos desafíos?

El problema ha sido ese siempre: que la ciencia y la tecnología han avanzado a un paso muy rápido y los valores éticos se mantienen al mismo ritmo de desarrollo y comprensión de las realidades. Eso crea a una disociación que da problemas.

¿Qué planteamientos éticos hay que afrontar ahora?

El problema de la paternidad compartida tiene que verse con mucho cuidado. Que sea posible crear un humano con tres orígenes ha de ser comprendido de una manera nueva.

¿Hace falta una legislación mundial que regule esto?

Es muy difícil porque va llevar algunos años antes de que podamos absorber esa información y ponerla efectivamente en el contexto de una nueva sociedad.

¿Estamos ante una nueva sociedad?

Claro. Estamos construyendo las dos cosas al mismo tiempo.

¿Cuál es sistema perfecto para crear buenos investigadores?

Yo no creo que haya un sistema perfecto. No hay ninguna fórmula, pero siempre he apreciado los grupos de investigación en los que personas de talento se rodean de otras bien escogidas, también con mucho talento, y se les da la máxima oportunidad de desarrollar ese potencial.

¿Da igual que el dinero sea público que privado?

Da igual que el dinero sea público que privado siempre que el dinero privado comprenda que la flexibilidad y la libertad de acción son las cuestiones fundamentales que desarrollen las posibilidades de innovación y desarrollo.

¿Y lo sabe?

Esa es una de las grandes discusiones. Hasta qué punto el capital privado está dispuesto a respetar la necesidad que tiene la ciencia para poder avanzar.

Sabe que hay muchas críticas, por ejemplo, hacia las empresas farmacéuticas y sus políticas.

Yo creo que es necesario tener el debate y efectivamente crear un marco de referencia en el que la sociedad determina hasta dónde pueden llegar. Ahora bien, habiendo dicho esto, las compañías más punteras del mundo han comprendido que a los científicos han de dejarles hacer lo que quieran.

O sea, libertad para los científicos.

Sí, dentro del marco de la acción de investigación que se hace.

¿Usted ha sido libre?

He tenido la suerte de trabajar siempre en ambientes que me dejaron desarrollar mis ideas sin trabas.

Si volviera a empezar...

Si volviera a empezar, volvería a hacer ciencia; si volviera a hacer ciencia, volvería a hacer biología... Y si me pregunta por un programa nuevo, le diría que la inteligencia artificial.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate