Brotes verdes que crecen en la Luna

Brotes verdes que crecen en la Luna
Brote de una semilla de algodón, dentro de su recipiente, en la nave enviada a la Luna por China. / EFE

China anuncia la germinación de una semilla de algodón en su misión en la cara oculta

MIGUEL ROJO GIJÓN.

Un jugoso brote verde crece desde ayer por primera vez en la Luna, a partir de una semilla de algodón que germinó en el interior de la nave china que descendió sobre la cara oculta a comienzos de este año. Es un pequeño paso para la botánica, pero un gran salto para la humanidad si es que aspira a colonizar en algún momento el espacio exterior: para que cualquier misión de larga duración tenga éxito será indispensable poder generar nuestros propios alimentos en el espacio. La semilla, explican los científicos, viajó dentro de un frasco en el 'Chang'e-4', y el Instituto de Investigación de Tecnología Avanzado de la Universidad Chongqing hacía públicas ayer las imágenes de la esperanza. «Esta es la primera vez que los humanos realizan un experimento de crecimiento biológico en la superficie de la Luna», celebraba Xie Gengxin, quien lideró el diseño del experimento.

El 'Chang'e-4' -que toma su nombre de la diosa china de la Luna- alunizó en la cara oculta de nuestro satélite el pasado 3 de enero, en otro paso de los chinos para convertirse en protagonistas de la exploración espacial. Los científicos de la Universidad de Chongqing enviaron en ese pequeño recipiente hermético de vidrio de 18 centímetros, con aire, agua y tierra en su interior, varias semillas de algodón, papa, arabidopsis -una planta de la familia de la mostaza-, huevos de mosca de la fruta y levadura. La única que de momento ha germinado es una de las semillas de algodón. El 'Chang'e-4' dispone además de instrumentos diseñados en Alemania y Suecia, que participan junto a China en experimentos conjuntos sobre el ambiente lunar, la radiación cósmica y el efecto del viento solar sobre la superficie de la Luna. También viajaba a bordo el explorador robótico móvil 'Yutu-2' (cuya traducción sería 'conejo de jade', que según la tradición china es la mascota preferida de la diosa de la Luna), un aparato que ya se separó del alunizador y explorará el cráter Von Karman.

La agencia espacial china planea otras misiones no tripuladas a la Luna, incluyendo una sonda que este año pueda traer muestras lunares de regreso a la Tierra. Su aspiración final es establecer una base de investigación lunar, posiblemente usando tecnología de impresión 3D para construirla, según explicaban ayer diferentes agencias.

Temas

China