Scotty, el tiranosaurio más grande de la historia

El doctor Scott Persons, uno de los investigadores, observa a Scotty. /Universidad de Alberta
El doctor Scott Persons, uno de los investigadores, observa a Scotty. / Universidad de Alberta

El animal, encontrado en Canadá en 1991, medía trece metros de largo y pesaba casi nueve toneladas

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

Los restos fueron encontrados en 1991 en la región canadiense de Saskatchewan. Los paleontólogos hicieron esa noche una pequeña celebración con güisqui escocés, que desembocó en un bautizo. El 'Tyrannosaurus rex' -más bien una cantidad importante de fragmentos- se iba a llamar a partir de ese día Scotty, en honor a la tierra de ese famoso licor. Ponerle el nombre fue la parte más fácil del hallazgo. Reconstruir las piezas de este rompecabezas ha costado cerca de treinta años; pero el resultado ha dejado a los paleontólogos de las Universidad de Alberta más que satisfechos.

Scotty es el tiranosaurio más grande jamás encontrado. Medía trece metros de largo, pesaba más de 8,8 toneladas y vivió a sus anchas por la actual Canadá hace unos 66 millones de años. Para llegar a estas conclusiones publicadas en la revista 'The Anatomical Record', los paleontólogos han tardado décadas. La primera, la usaron para limpiar de tierra y piedras -sobre todo arenisca- cada hueso encontrado; los siguientes años se han usado para ensamblar cada pieza como si de un puzle gigante se tratara. El resultado ha superado las expectativas. «Este es el rey de reyes», señala orgulloso Scott Persons, quien ha liderado el estudio.

Los tiranosaurios eran unos animales de unos tamaños «variables». «Algunos individuos eran más larguiruchos y otros muy robustos. Scotty es un ejemplo de animal robusto. Es, incluso, más pesado que otros ejemplares de tiranosaurios», explica el profesor. El equipo de investigación calculó el peso del animal, el más grande entre los dinosaurios carnívoros, gracias al tamaño de los huesos de las patas.

Pero no son solo las dimensiones lo que ha asombrado a los científicos. También se quedaron sorprendidos por la edad del ejemplar tiranosaurio canadiense: era un treintañero. «Scotty es el ejemplar más mayor conocido», apuntan los investigadores, que cortaron los huesos del dinosaurio para averiguar la edad y ver sus anillos de crecimiento. Un sistema similar al usado para descubrir la edad de los árboles.

Algunos de los restos encontrados en Canadá.
Algunos de los restos encontrados en Canadá. / Universidad de Alberta

Para los estándares de estos dinosaurios del Cretácico Superior, los treinta años de Scotty son un récord. Los tiranosaurios llegaban a la edad adulta sobre los 19 años y no vivían mucho más. Tenían entre cinco y siete años para reproducirse antes de morir aunque, como en todas las especies animales, había excepciones. En el caso de los 'T-rex', el ejemplar más longevo encontrado hasta la fecha era Sue, que luce sus 12,3 metros de largo en el Museo Field de Chicago tras ser hallada en Dakota del Sur (Estados Unidos) en 1990. Ella -o él, no está muy claro y su nombre se debe al de su descubridora- tenía 28 años cuando falleció.

Pero hay más curiosidades en la vida de Scotty que intrigan a los científicos, como que tuvo una vida complicada: se metió en muchas peleas. «Sufrió graves lesiones a lo largo de su vida», destacan los investigadores, que han descubierto varias costillas rotas y los efectos de una mordedura de otro animal -posiblemente un congénere- en su cola. También observaron que sufrió una infección en la mandíbula. «Seguro que hay más cosas por descubrir. Pero, de momento, podemos decir que es el depredador más grande conocido por la ciencia», concluye Persons. El esqueleto de Scotty será exhibido a partir de mayo en el Museo Real de Saskatchewan.