El 27% de los universitarios españoles recibe algún tipo de ayuda económica

Estudiantes universitarios./
Estudiantes universitarios.

Según un informe de la Comisión Europea las becas se sitúan entre los 244 y los 6.056 euros por curso, dependiendo de los ingresos familiares

JOSÉ MANUEL ANDRÉS madrid

El 27 % de los universitarios españoles reciben becas, que se sitúan entre los 244 y los 6.056 euros por curso, dependiendo de los ingresos familiares, según un nuevo informe publicado hoy por la red Eurydice de la Comisión Europea (CE), que sitúa la beca media en España en 2.539 euros más una exención del pago de la matrícula.

El 70 % de los estudiantes paga tasas, que se sitúan de media en el primer ciclo en 1.110 euros, con un mínimo de 713 y un máximo de 2.011 euros. En el segundo ciclo las tasas ascienden de media a 2.017 euros, con un mínimo de 1.060 y un máximo de 3.952 euros.

Según el informe, que incluye a 33 países europeos, con algunas excepciones notables, los sistemas de tasas se han mantenido relativamente estables en Europa y Alemania es el único país que ha abolido recientemente las tasas académicas, aunque no las introdujo hasta 2007.

El porcentaje de alumnos españoles becados se sitúa en parámetros similares a Alemania (25%), Bélgica (25%), Eslovenia (27%), Rumanía (29%) o Turquía (30%), aunque muy lejos aún de países como Dinamarca, Finlandia o Luxemburgo, donde casi la totalidad de los alumnos reciben ayudas económicas.

Países Bajos (75%), Suecia (67%), Noruega (58,3%), Reino Unido (56%), Irlanda (47%) o Francia (35%) superan también el porcentaje de becas del sistema educativo español, que no obstante, se sitúa por delante de Croacia (4%), Italia (7,95%), Eslovaquia (15%), Portugal (18%), Bulgaria (20%) o Polonia (20,1%).

Respecto a las tasas académicas, las más elevadas son las de Inglaterra, tras una profunda reforma de su sistema educativo llevada a cabo en 2012. Las tasas no se abonan inmediatamente, sino después de la titulación, cuando los ingresos de los estudiantes exceden un límite previamente definido, un modelo único en Europa. En Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Hungría, los Países Bajos y Eslovenia, los estudiantes pagan unas tasas relativamente elevadas.

Por contra, numerosos países como Chipre, Dinamarca, Alemania, Grecia, Malta, Finlandia, Suecia, Noruega y Turquía no cobran tasas académicas. En el otro extremo se sitúan República Checa, Países Bajos, Portugal, Eslovaquia, Reino Unido, Islandia y Liechtenstein, donde todos los estudiantes universitarios abonan tasas.