Los alumnos de 3º de la ESO podrán faltar a clase como protesta colectiva sin permiso de sus padres

Alumnos de 3º de la ESO/
Alumnos de 3º de la ESO

Una sentencia del Tribunal Supremo confirma que los escolares de estas edades –y mayores– tienen este derecho, y anula un decreto de la Generalitat Valenciana que lo restringía

B. R.madrid

Los alumnos de 3º de la ESO y mayores podrán decidir colectivamente faltar a clase como protesta sin autorización de los padres. Lo acaba de confirmar una sentencia del Tribunal Supremo que anula un decreto de la Generalitat Valenciana que imponía este último término.

Según la sentencia, es «incuestionable» que el artículo 8 de la Ley Orgánica de Educación (LODE) reconoce el derecho de los alumnos de 3º de la ESO de 13 a 14 años a tomar la decisión colectiva de faltar a clase como forma de protesta. Como el derecho está ahí, razonan, «no queda supeditado a ninguna autorización».

Sea cual sea la opinión de cada cual sobre los términos de esta resolución, «es incuestionable que esa fue la opción del legislador y a ella ha de estarse», justifica la sentencia, dictada por la Sala Tercera del Tribunal Supremo. La ley contempla ese derecho a los alumnos y la Generalitat Valenciana, afirman, no tiene potestad para recortarlo.

El Real Decreto ahora anulado se aprobó en abril de 2008 por la Generalitat Valenciana. La Confederación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de la Comunidad Valenciana Gonzalo Anaya recurrieron ante el Tribunal Superior de Justicia de Valencia, que les dio la razón. Por su parte, el Gobierno valenciano recurrió esta decisión al Supremo.