La financiación de las universidades cae un 15% en los últimos cuatro años

Una clase en la Universidad de La Rioja./
Una clase en la Universidad de La Rioja.

Un informe elaborado por Comisiones Obreras asegura que han perdido 1.500 millones desde 2010, y pasa a representar un 0,83% del PIB

BORJA ROBERT

La financiación de las universidades ha caído un 15,1% en los últimos cuatro años, según un informe elaborado por el sindicato Comisiones Obreras (CC OO). Este descenso, cercano a los 1.500 millones de euros, representa un 23,8% si se tiene en cuenta la inflación en el mismo periodo. Así, desde 2010, el presupuesto destinado a los estudios superiores ha pasado de representar un 0,97% del PIB español en 2010 a un 0,83% en 2014.

«Es un ataque a las universidades públicas», aseguró Francisco García Suárez, secretario general de educación del sindicato, en una rueda de prensa en Madrid. «Desde la Transición nunca había habido tanta intensidad en los recortes». El informe señala que, mientras que en 2010 España dedicó más de 10.118 millones de euros a la financiación de las instituciones de educación superior, en 2014 esta se quedó en 8.594 millones. Y eso a pesar de que los ingresos por las tasas que se han disparado en la mayoría de comunidades autónomas crecieron en 330 millones.

«El Gobierno está trasladando a las familias los costes de los recortes, o al menos una parte», afirmó el secretario general. Los ingresos por matrículas pasaron de 1.626 millones en 2010 a 1.964 millones en 2014. Ya representan más del 22% del total de ingresos de las universidades. «Representa la quiebra de un modelo de universidad que garantiza la igualdad de oportunidades», señaló García.

Con estos ingresos reducidos, las universidades han tenido que recortar sus gastos. Sobre todo en lo que respecta a inversiones reales e investigación. Estas partidas, que incluyen la construcción de nuevas infraestructuras, la remodelación de otras y la contratación de una parte del personal investigador, cayeron en 815 millones durante este periodo. «Es una caída del 40%», apuntó el secretario general de Educación del sindicato. «No les permite mantenerse al día; es un mensaje de ataque a la universidad pública».

El descenso también fue acentuado en la partida destinada a gastos de personal, que perdió casi 500 millones desde 2010. Esto ha supuesto, según datos del Boletín Estadístico del personal al servicio de las Administraciones Públicas, que haya 8.124 trabajadores menos.

En general, aseguraron desde CC OO, se ha reducido de manera significativa la financiación media por alumno. Mientras que en 2010 esta rondaba los 7.760 euros por estudiante, en 2014 estaba en torno a los 6.481 euros. Y eso que el dato se ha acompañado de un descenso en el número de matriculados cada año. Desde el ministerio, denunció Julio Serrano Gracia, responsable de Universidad e Investigación del sindicato, se achacó a una reducción en la población de entre 18 y 24 años, «pero esta se ha mantenido