Wert mantiene las carreras de tres años pese a las críticas del Consejo de Estado

Wert, en su despacho./
Wert, en su despacho.

El ministro de Educación las ha calificado de «juicios de oportunidad» y ha recordado que serán las universidades las que decidirán sobre su implantación

B. ROBERTmadrid

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Juan Ignacio Wert, ha asegurado esta mañana que mantendrá la posibilidad de que las universidades ofrezcan carreras de tres años a pesar de que el Consejo de Estado la consideró una reforma precipitada. En una entrevista concedida a RNE, ha calificado las críticas de «juicios de oportunidad» y ha recordado que «lo que debe hacerse en el campo de los títulos universitarios corresponde al Gobierno».

«Es difícil entender que se establezca rígidamente un sistema de grados de cuatro años y que exista oposición a lo que el decreto propone, que es que las propias universidades tengan la facultad de establecer los grados con una horquilla de entre tres y cuatro años en función de cómo consideren que es posible o no acomodar las enseñanzas de estos», ha dicho Wert.

El pasado 15 de enero el Consejo de Estado emitió un dictamen en el que pedía al ministerio ampliar los plazos para poner en marcha dicha reforma, que consideraban muy breves. Las universidades podrán ponerla en práctica a partir del año que viene. «El hecho de que sea una norma que deja en manos de las universidades esa posibilidad desautoriza la mayoría de críticas que se están haciendo», ha afirmado el ministro. «¿Prematuro? Si son las propias universidades las que van a decidir cuándo lo ponen en marcha».

Según el ministro, esta flexibilidad de ofrecer grados de entre tres y cuatro años y sus correspondientes másters de dos o uno, respectivamente es la que ya tienen los principales países de Europa. «Reino Unido, Francia, Italia o Alemania todos hicieron grados mayoritariamente de tres años y en algunos casos de cuatro», ha asegurado. «Muy pocos optaron por un sistema rígido de cuatro años: Armenia, Kazajistán o Turquía».