¿Por qué es bueno dejar que el móvil entre en el aula?

¿Por qué es bueno dejar que el móvil entre en el aula?

Los teléfonos ya no se quedan fuera de las aulas. Con normas, pero también con muy buenos motivos

OLGA ESTEBANGijón

La educación innova. Evoluciona. Se adapta. Y los móviles (en referencia a todos los dispositivos móviles) ya no quedan fuera del aula. Entran. Están sobre los pupitres y son utilizados en muchos centros, en muchas asignaturas. Con normas y con límites, por supuesto.

El debate sobre este tema está abierto. Plantea dudas. Y miedos. Muchos miedos. Porque, para empezar, requiere de una formación específica para los alumnos pero, sobre todo, para el profesorado. Porque se teme que los móviles o las tablets distraigan a los alumnos. Pero la mayoría piensa en buscar su potencial. En aprovechar aquello que capta la atención de los escolares, algo cada vez más complicado de conseguir con una clase magistral.

Estos son diez buenos motivos para hacerlo (seguramente haya otros tantos para no hacerlo).

1. Porque los alumnos los conocen, los manejan y conviven con ellos. Forman parte de sus modelos de relación con el mundo. No se puede luchar contra eso. Prohibirlos en las aulas, como se ha hecho durante mucho tiempo, supone en cierto modo , distanciarse de la realidad que ellos viven más allá del aula. Porque el smartphone es el dispositivo que más crece en España, con un aumento del 75%.

2. Porque aumenta su motivación y predisposición y ayuda al desarrollo de su creatividad.

3. Porque facilitan la movilidad dentro del centro, por su fácil portabilidad. Porque te permiten trabajar en equipo, compartir los apuntes, escribir un libro o hacer dibujo técnico También para el profesor, que puede tener su cuaderno de clase, su lista, las calificaciones, el control de asistencia Y todo, ahorrando papel.

4. Porque hay un listado infinito de aplicaciones desarrolladas especialmente para el ámbito educativo.

5. Porque ellos están en las redes sociales antes de que nos queramos dar cuenta. Porque hay que aprovechar la potencialidad de eso.

6. Porque en un solo dispositivo facilita cientos de herramientas: un diccionario, una calculadora, una enciclopedia, una agenda, un cronómetro, una cámara de fotos, una de vídeo, un archivo de mapas

7. Porque hay que buscar nuevos métodos pedagógicas que sirvan para enganchar y motivar al alumno y los dispositivos móviles pueden ser una buena manera.

8. Porque ayudan a desarrollar las competencias digitales de los alumnos, una de las cuestiones que serán evaluadas por los profesores.

9. Porque se adaptan perfectamente a las nuevas metodologías: el trabajo cooperativo y el trabajo por proyectos, entre otros.

10. Porque ayudan, a su vez, a la relación con las familias. Ya es posible, por ejemplo, mandar un whatssap a los padres para informarles de que su hijo no ha llegado a clase.

Para todo ello, claro está, primero habrá que saber con qué dispositivos se cuentan. ¿Tienen móviles todos los alumnos? ¿Tienen tarifa de datos? ¿Y tiene el centro tablets suficientes?