Educación propone que los libros de la ESO no cambien durante cuatro años

El borrador del currículo blinda Cultura Clásica, Tecnología, Música y Plástica y ya hay docentes que planean protestas «por el trabajo ingente»

ELENA RODRÍGUEZGijón

El borrador del nuevo currículo de Educación Secundaria (ESO) recoge la recomendación de la Consejería de Educación de que los libros de texto no sean sustituidos por otros durante un periodo mínimo de cuatro años. El departamento de Ana González -que vuelve a recordar que son los centros quienes deciden qué libros se utilizan, ajustándose al rigor científico, la edad de los alumnos y el currículum- señala que solo se podrán cambiar «excepcionalmente y por razones debidamente justificadas», previa autorización de la consejería.

En el documento también figura el horario de las asignaturas troncales, específicas y de libre configuración autonómica. Y, tras la primera revisión, los profesores comprueban, con cierto alivio, que las materias que inicialmente parecían que iban a resultar más perjudicadas, se blindan; esto es, mantienen prácticamente las mismas horas. Son Cultura Clásica, Música, Plástica y Tecnología. «Las asignaturas artísticas ya se llevaron el palo con la LOE y ahora se mantienen, pero tampoco recuperan las horas que perdieron», destacó ayer SUATEA, quien criticó que, en contra de lo que dijo la consejería, «la llingua no se defiende, pues, dentro del bloque de asignaturas de libre configuración autonómica, voluntarias, compite con varias más». En concreto, con cuatro, de primero a tercero de ESO: segunda lengua extranjera, Cultura Clásica, Iniciación a la Actividad Emprendedora y otra materia propuesta por el centro. Tampoco comparte que los programas de mejora del aprendizaje comiencen en segundo de ESO (ahora se desarrollan en tercero y cuarto) para dejar las clases de apoyo en cuarto. Pero, por encima de todo, expresó su malestar porque «la LOMCE se aplica a rajatabla, sin ningún sentido crítico y supone un trabajo ingente, un castigo a los docentes, que trastoca la organización de los centros. Es hora de decir 'basta ya'», y avanzó que planea movilizaciones.

Autoempleo y contaminación

Tal y como publicó ayer EL COMERCIO, la etapa de la ESO se dividirá en dos ciclos. El primero agrupará los tres primeros cursos y el segundo, el cuarto. Es en éste donde se concentran la mayores novedades, pues, dependiendo de si escogen la vía para acceder al Bachillerato o la de FP, las materias troncales variarán. Quienes se inclinen por las 'enseñanzas aplicadas para la iniciación a la FP' tendrán que elegir entre tres materias: Tecnología, Ciencias Aplicadas a la Actividad Profesional e Iniciación a la Actividad Emprendedora. En ésta última, los alumnos crearán un proyecto de empresa, desde la detección de oportunidades, el estudio de mercado y la búsqueda de ayudas, hasta la producción, comercializacion y difusión del producto utilizando las nuevas tecnologías. Previamente, se les habrá facilitado el autoconocimiento de sus habilidades para la carrera profesional, «considerando las posibilidades del empleo y del autoempleo».

Ciencias Aplicadas a la Actividad Profesional, la más novedosa, les adentra en el mundo de la investigación, desde la experimentación física, química, biológica y geológica en laboratorio hasta las últimas técnicas en I+D+i. Entre medias, un amplio bloque para conocer los contaminantes implicados en la lluvia ácida, el efecto invernadero, la destrucción de la capa de ozono y el cambio climático, los que se derivan de la actividad industrial y agrícola y, más en concreto, los que existen en el aire, el suelo y el agua de Asturias. De hecho, tendrán que saber localizar en un mapa las corrientes y los terrenos más tóxicos de la región, saber seleccionar un método para identificar qué tipo de contaminación hay en una muestra de agua, identificar los diferentes residuos, conocer cómo se tratan y valorar las ventajas y desventajas de los distintos métodos que existen para ello. También habrá que hace un trabajo de investigación, partiendo de una hipótesis y demostrándola.