El rector urge el contrato-programa al Principado para hacer regresar el talento

La Universidad de Oviedo celebra la festividad académica de Santo Tomás de Aquino /
La Universidad de Oviedo celebra la festividad académica de Santo Tomás de Aquino

La Universidad de Oviedo celebra la festividad académica de Santo Tomás de Aquino

ELENA RODRÍGUEZGijón

El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, ha reclamado hoy, día de Santo Tomas de Aquino, patrón de la Universidad, celeridad en la firma del contrato-programa, la financiación extra que recibiría la institución académica en función de la mejora por objetivos. 'Espero que no sigamos a la espera dentro de seis meses o un año', señaló García Granda antes de comenzar el acto académico. Mas de dos años lleva la Universidad solicitando este acuerdo al Principado que, segun García Granda, de no haberlo, no se pondría en riesgo a la institución, pero 'si se perdería una oportunidad de aprovechar todo su potencial'.

En su intervención apuntó que el equipo rectoral que ya presentó el documento al Gobierno regional el pasado 21 de diciembre, que pasa por mejorar la formación, la investigación y la transferencia de conocimiento a la empresa, la modernización de recursos y de gestión y la empleabilidad. «En algunos casos, los márgenes de mejora, dijo, llegan al 20%».

Precisamente, en este último aspecto, la empleabilidad, puso el énfasis en su discurso. «Una de las prioridades del contrato-programa es la apuesta por la retención de talento y ayudaría a paliar las demoras excesivas que se están produciendo en las becas de investigación Severo Ochoa», de las que defendió, eso sí, su nuevo modelo de gestión, aunque insistió en el «contratiempo importante» que supone su retraso.

«Percances como el actual no hacen más que evidenciar la necesidad de disponer de un programa como este en Asturias, que desarrolle un plan estable de recursos humanos dirigido a la retención, captación y retorno de talento, liderado por la Universidad de Oviedo»

Granda defiende una partida de seis millones anuales, pero asegura que, en el supuesto de que el Principado aportara inicialmente dos, como ya dejó entrever este verano, no le importaría. «Es una cantidad con la que se podría empezar a hablar» para 'ir gradualmente' aumentándola.