Seis opositores por plaza en las pruebas de ingreso al cuerpo de maestros

Los opositores, a la entrada de las aulas/
Los opositores, a la entrada de las aulas

Los aspirantes de las siete especialidades se examinan durante todo el día en el campus universitario de Oviedo para optar a alguna de las 781 plazas convocadas

EUGENIA GARCÍA

A las ocho de la mañana comenzaban a llegar a los campus del Cristo y Llamaquique los graduados y diplomados en Magisterio que aspiran a entrar en el cuerpo de maestros. Los nervios eran patentes entre los opositores, que aprovechaban los últimos minutos antes de la prueba para repasar los apuntes de los veinticinco temas de la parte teórica.

«Son pocas plazas para mucha gente» lamentaba entre apuntes Sandra Pedrayes, de Colunga, antes de entrar al aula de examen. A las 8.30 horas comenzó el llamamiento en las distintas sedes donde se repartían las siete especialidades y el examen dio comienzo una hora más tarde. Están en juego 225 puestos de Educación Infantil, 176 de Educación Primaria, 110 de Inglés, 70 de Educación Física, 50 de Música, 110 de Pedagogía Terapéutica y 40 de Audición y Lenguaje, para los que se inscribieron 6.234 personas. En total, concurrieron finalmente el 81,54% de los inscritos. Es decir, se presentaron 5.071 de los 6.219 convocados.

Sobre las 11.30 horas ya salían los primeros aspirantes. «El factor suerte es muy importante, siempre es una sorpresa», decía la gijonesa Yolanda García, interina en un centro del municipio que terminó la primera fase satisfecha. En su caso escogió desarrollar el tema de 'La influencia de la imagen' , uno de los tres que entraron en la prueba de Educación Infantil donde tras realizar el sorteo salieron además Expresión Musical (tema 21) y Corporal (tema 24).

En Educación Primaria preguntaron Educación a la Ciudadanía, Expresión Oral y Matemáticas. Los aspirantes a una de las plazas de Pedagogía Terapéutica escogieron entre los temas 3, 17 y 23; en Audición y Lenguaje salieron los temas 2, 6 y 17; mientras que en Inglés preguntaron los temas 6, 9 y 24. «No preparé todo el temario, pero tuve suerte porque 'cayó' un tema con el que me defiendo bien», valoró por su parte Julia Martínez, gijonesa de 24 años que se enfrenta a unas oposiciones por primera vez. Preparó el supuesto práctico - que comenzó a las 12:45- con ayuda de su madre, también maestra.

Tras esta primera fase, los futuros maestros afrontarán entre el lunes y el martes la lectura del examen y la entrega y defensa de la programación didáctica, junto con la exposición de una unidad didáctica. Estas pruebas tendrán lugar en las sedes de cada especialidad, repartidas en distintos centros educativos de Oviedo, Gijón y Avilés.