Una embarazada de siete meses muere por las brutales heridas producidas durante un supuesto «juego sexual»

Una embarazada de siete meses muere por las brutales heridas producidas durante un supuesto «juego sexual»

Carolina Medina, embarazada siete meses, murió desangrada en un hotel alojamiento de Florencio Varela

EL COMERCIO

El caso de Carolina Medina, de 25 años, ha conmocionado a Argentina tras ser encontrado su cuerpo desangrado en un alojamiento el pasado sábado. Ahora, se han conocido más datos después de que se haya realizado la autopsia al cadáver.

Carolina murió desangrada a causa de las brutales lesiones que sufrió en el aparato urinario, digestivo y reproductor. Los investigadores creen que esas lesiones fueron producidas durante un «juego sexual», aunque no termina de quedar claro en qué contexto se dio. Una posibilidad es que la relación empezara como algo consentido y derivara en una violación.

La causa de la muerte fue un «shock hipovolémico con lesiones traumáticas en la zona genital y abdominal». De acuerdo con las fuentes, esa lesiones «fueron producidas por un objeto».

Carolina, que tenía dos hijos de una relación anterior y actualmente tenía una pareja, fue el pasado sábado con un amigo, Ariel Norberto García, de 37 años, al hotel en el que posteriormente sería encontrado su cadáver, según se ha podido comprobar por las cámaras de seguridad del alojamiento. Más tarde, esas mismas cámaras captaron a García huyendo del lugar en su coche rompiendo, incluso, la barrera de seguridad del recinto.

Tras esta huida, un conserje del hotel fue a la habitación reservada por la pareja y encontró a Carolina en un charco de sangre.

Según informa Clarín, esos vídeos fueron claves porque registraron la matrícula del coche que huyó del hotel y porque el dueño del vehículo, al ver las imágenes en los medios, llamó a la Policía para entregar al conductor y ponerlo a disposición de la Justicia: era su propio hijo.

Temas

Sucesos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos