«Pocos deportistas reman a favor»

Álvaro Fernández Fiuza, de vermú en Trasona. / OMAR ANTUÑA
Álvaro Fernández Fiuza, de vermú en Trasona. / OMAR ANTUÑA

«Siempre soñé con ganar el Sella y cuando lo gané no lo disfruté como había soñado» | «¿Gallegos y asturianos primos hermanos? Pues sí, nos gusta el buen comer, el buen beber, las fiestas de prau y el buen rollo»

M. F. ANTUÑAGIJÓN.

Este año vuelve al Sella, pero solo. Con ánimo de batallar, pero también de disfrutar. Álvaro Fernández Fuiza es una leyenda del piragüismo que ha ganado, en K2, ocho veces el mítico descenso. Gallego afincado en Asturias de forma permanente desde 2010 y padre de dos churumbeles, se ve ya con carné de asturiano.

-Mucho deporte, pero también se habrá emborrachado en el Sella.

-Más de una vez. Pero antes jamás, siempre después. Antes llevamos una vida monacal, así que cuando se acaba el estrés uno libera adrenalina. Una vez al año no hace daño.

-¿Deporte y juerga son compatibles?

-No. Llevar una vida nocturna y deportiva no se puede; en algún deporte se podrá, pero en el nuestro el componente físico es muy exigente. Y luego nosotros nos jugamos todo en una o dos oportunidades al año. Siempre están ahí las navidades, los primeros meses del año para hacer algún exceso más, pero son muy puntuales.

-¿Pero vinín y caña sí?

-Eso sí. Soy cervecero.

-Gallego que vive en Asturias, ¿confirma lo de primos hermanos?

-Sí. Tenemos muchas cosas en común. Nos gusta el comer y el buen beber, las fiestas de prau y el buen rollo. Aquí hay cosas muy bonitas que no hay allí y allí otras que aquí no tenéis, pero me quedo las dos.

-Si le va la fiesta de prau, será bailongo.

-No. Yo de barra, de codo.

-Vuelve este año a bajar el Sella.

-Sí, no encontré compañero para el K2, así que voy en K1, a divertirme, a intentar hacer el mejor resultado posible sin pretensiones ni estrés.

-Vaya subidón ganar el Sella. ¿Cómo es eso?

-Pues va a resultar raro, pero siempre soñé con ganarlo y cuando lo gané no lo disfruté tanto como había soñado.

-¿Se sufre tanto que a veces no se disfrutan las victorias?

-Lo intentas, pero es difícil, a veces te pones losas y no sabes gestionar el estrés y la responsabilidad. Es muy difícil de explicar.

-Pasado el Sella, ¿su planazo?

-Irme al sur con mi familia a un todo incluido.

-¿El verano de su vida?

-El de 2010. Gané mi primer Sella, mi mujer estaba embarazada de mi primer hijo, me vine a vivir a Asturias. Fue un cambio total en mi vida.

-¿Algún verano destroyer?

-Sí, cuando tocaba, no tenía novia y me iba por todas las fiestas de Galicia, me hice un viaje a Ibiza...

-¿Sus veranos infantiles?

-Mucha playa con mis padres.

-¿Cuál es su playa?

-Loira, en Marín.

-¿En Asturias?

-Candás y Antromero.

-¿El viaje de su vida?

-Aún está por llegar. Me quedaría con un viaje que hicimos a EE UU en 2014, porque disfruté al ver cómo se vive allí el deporte minoritario, es brutal. Y otro al Algarve con mi mujer.

-¿El viaje pendiente?

-Hawái.

-Oiga, ¿usted en la vida es de remar contracorriente?

-Sí, al final pocos deportistas reman a favor, en todos los deportes se pasan momentos en los que vas a contracorriente. Y en la vida, lo mismo, pero eso forja el carácter y al deportista. Es importante.