Una joven se somete a quimioterapia pese a estar sana por culpa de un «error humano»

Un centro especializado en oncología. /J. R. L
Un centro especializado en oncología. / J. R. L

Los médicos se dieron cuenta del fallo en 2017, una vez que el tratamiento había concluido

EL COMERCIO

Las dificultades que tenía Sarah Boyle, una británica de 28 años, para amamantar a su bebé le llevó a un centro sanitario, donde le diagnosticaron cáncer de mama en 2016.

Nada más conocer la noticia empezó con el tratamiento, que le llevó a someterse a varias sesiones de quimioterapia y una mastectomía para acabar con el supuesto tumor, según informa la BBC. Sin embargo, los médicos del Hospital Universitario de North Midlands NHS Trust, se dieron cuenta un año más tarde de su error.

Boyle no tenía ninguna enfermedad, y pese a estar sana fue sometida a un tratamiento muy agresivo. La joven admitió que ese periodo fue «increíblemente difícil» para ella y para su familia. «Que me dijeran que tenía cáncer fue horrible, pero luego pasar por todo el tratamiento y la cirugía fue traumático».

Desde el centro sanitario se disculparon justificándolo como un «error humano». La víctima anunció que tomará medidas legales contra los responsables y el hospital.

Temas

Bbc, Cáncer