El milagro viral de las ciudades imposibles

El milagro viral de las ciudades imposibles

Toni Marco, un parado de larga duración, se consagra en internet con los dibujos que hace para evadirse y que su hijo subió a la red

MIGUEL LORENCISEVILLA.

El móvil de Toni Marco Soriano empezó a bailar como loco. No sabía por qué vibraba a cada segundo. Este parado sevillano de larga duración mata «el tiempo y las penas del paro y la soledad» dibujando unas «ciudades imposibles» que guardaba en carpetas para evadirse. Su hijo subió algunas a la red y se obró el milagro viral. Sus dibujos gustan, y mucho, en internet y el teléfono danza al ritmo de los 'me gusta'.

«Mi padre, con 57 años, parado y expulsado del tejido laboral, hace estos dibujos cuando se aburre, todos a mano, no hay dos iguales. Dice que no los vende porque no valen un duro, pero yo estoy orgulloso de él», tuiteó su hijo, de nombre Toni, como su progenitor. «Me ha levantado la autoestima», agradece el padre, cuyo último trabajo fue como guardia de seguridad. Su hijo le abrió una cuenta en Instagram y la bola digital rodó. Hoy son decenas de miles los seguidores de los dibujos de Marco, siempre en blanco y negro, primero en folios y ahora en cartulinas, y que algunos han comparado con los de las cárceles de Piranesi o los futuristas paisajes de 'Metropolis', de Fritz Lang.

Sus ciudades se han hecho más que posibles y están estampadas en camisetas, tazas, bolsos o fundas de móvil a la venta en la red por entre 10 y 40 euros. Y siguen cosechado 'me gusta' a paladas. Parado desde 2012, «solo percibía la renta activa de inserción, un año sí y otro 'non', y ahora hay algún ingresillo», se felicita Marco desde Palomares, su pueblo sevillano. Cuenta que ha dibujado «siempre y en el papel que fuera, de un recibo a un sobre». Que carece de formación artística, «más allá de ser de joven un voraz consumidor de cómics», que le gustan las historietas de Robert Crumb y que el único artista de la familia «fue un tío que pintaba esos grandes carteles de cine hace muchos años».