El ministro de Educación brasileño utiliza chocolates para explicar el recorte presupuestario

De esta forma tan ilustrativa quiso explicar el recorte del 35% en el presupuesto destinado a las universidades

EL COMERCIOGijón

El Brasil de Bolsonaro se encuentra en un profundo debate sobre el presupuesto en la educación pública. El congelamiento del 30% de los fondos para las universidades federales y la búsqueda por acabar con el «marxismo cultural» por parte del gobierno actual han llevado a que grupos de universitarios tomen las calles de Río de Janeiro.

Para el minsitro de Educación, Weintraub, las cuentas públicas se encuentran en una situación delicada por lo que es necesario ajustar los gastos, inclusive los de la educación pública. Anteriormente sostuvo que la administración anterior gastó demasiado y por eso ahora hay inflación en el país. Otro de los objetivos de Weintraub es generar una educación orientada al mérito para lograr el aumento de la competitividad de la economía.

Para explicar esta situación el ministro dejó caer 100 chocolates sobre la mesa y solamentecogió tres y medio (lo partió y la mitad se la comió el presidente) para indicar que todos los demás chocolates se van a «consumir más adelante, después de septiembre».

De esta forma tan ilustrativa quiso explicar el recorte del 35% en el presupuesto destinado a las universidades.

Weintraub se encuentra abierto al diálogo y dijo que recibirá a los rectores que quieran hablar sobre el presupuesto. Desde el Ministerio, indican que la economía se hundía hasta que Bolsonaro llegó al poder y ahora ha ocurrido un «alivio» porque «ya no nos hundimos, pero aún no hemos despegado».