Los descubridores de la materia oscura y el primer exoplaneta ganan el Nobel de Física

Imagen recreada por la Nasa de un exoplaneta. /Nasa
Imagen recreada por la Nasa de un exoplaneta. / Nasa

Por ayudar a comprender «nuestro lugar en el universo», la Academia de Ciencias sueca premia a tres científicos de las universidades de Princeton y Ginebra

Doménico Chiappe
DOMÉNICO CHIAPPEMadrid

Con una taza llena de café, a la que se agregó un poco de leche y algo de azúcar, el comité de la Academia de Ciencias sueca, presidida por su secretario general Göran K. Hansson, ha explicado las razones por las que el galardón ha recaído este año en tres científicos dedicados al estudio del cosmos. «Por contribuir a la comprensión de la evolución del universo y del lugar de la Tierra en el cosmos», dijo Hansson antes de pronunciar el nombre del primer elegido: James Peebles, profesor de Ciencias de la Universidad de Princeton, Estados Unidos.

Nacido en Canadá en 1935, Peebles ha basado sus investigaciones en el análisis de la radiación que «esconde los secretos del universo». Una de sus principales contribuciones ha sido el hallazgo de que la luz se hizo «apenas 400.000 años» después del Big Bang, cuando «los rayos de luz pudieron viajar a través del espacio, gracias a su nueva transparencia», explica la academia sueca. Con este modelo físico, Peebles descubrió que el 95% de los elementos del universo, llamados con los genéricos «materia oscura» y «energía oscura», se desconocen. Sólo sabemos de un 5% de toda la masa que compone el cosmos. Hace 14.000 millones de años el universo era «extremadamente cálido y denso» y desde entonces se ha expandido, como ha demostrado Peebles.

De acuerdo con el jurado del Nobel, Peebles desarrolló un marco teórico de física cosmológica para poder estudiar la inmensidad del universo con sus «sus miles de millones de galaxias y cúmulos de galaxias». «Por su maravillosa investigación de veinte años» que ha servido de base para el entendimiento moderno de la historia desde el Big Bang hasta la actualidad, ratificó el secretario Mats Larsson, se ha elegido a Peebles.

Nueva visión

La otra mitad del premio Nobel de Física, que se divide también en lo metálico, ha sido para dos investigadores de la Universidad de Ginebra: Michel Mayor, nacido en Suiza en 1942, y Didier Queloz, nacido en 1966 y que también es profesor de la Universidad de Cambridge. Ambos descubrieron en 1995 el primer exoplaneta conocido por la humanidad, en Pegasus, fuera de nuestro sistema solar. Este hallazgo fue «una revelación que cambió nuestra visión del universo», dijo Larsson durante la ceremonia del anuncio de los premios. «Desde entonces se han encontrado más de 4.000 en la Vía Láctea, de los que se estudia su potencial de vida».

Bautizado como 51 Pegasi, es comparable con Júpiter, por su composición gaseosa. Encontrar exoplanetas lleva a la inevitable pregunta de si están habitados. Preguntado al respecto vía streaming durante el acto, Peebles aseguró que aunque «estamos muy seguros que hay muchos planetas y que allí se podría encontrar vida, pero nunca lo vamos a ver, jamás, en nuestras vidas».

El descubrimiento de los exoplanetas, gracias a un método de medición de luz de las estrellas que orbitan, «pintan una foto del universo muy extraña y maravillosa, que no imaginábamos. Y nuestro entendimiento del universo ya nunca será igual», aseguró la academia sueca.

Los 10 últimos Nobel de Física

2019:
James Peebles (Canadá-Estados Unidos) y Michel Mayor y Didier Queloz (Suiza) por sus descubrimientos teóricos en cosmología física y por el descubrimiento de un exoplaneta alrededor de una estrella del tipo solar, respectivamente.
2018:
Arthur Ashkin (Estados Unidos), Gérard Mourou (Francia) y Donnna Strickland (Canadá) por sus invenciones en el campo del láser que allanaron el camino para la creación de instrumentos de precisión avanzada en la medicina como en la industria.
2017:
Rainer Weiss, Barry Barish y Kip Thorne (Estados Unidos) por la observación de las ondas gravitacionales, que confirma una predicción de Albert Einstein en su teoría general de la relatividad.
2016:
David Thouless, Duncan Haldane y Michael Kosterlitz (Reino Unido) por sus trabajos sobre los aislantes topológicos, materiales «exóticos» que podrían permitir en un futuro más o menos cercano crear ordenadores superpotentes.
2015:
Takaaki Kajita (Japón) y Arthur B. McDonald (Canadá), por el descubrimiento de las oscilaciones de los neutrinos, que demuestra que estas enigmáticas partículas tienen masa.
2014:
Isamu Akasaki e Hiroshi Amano (Japón) y Shuji Nakamura (Estados Unidos), inventores del diodo electroluminiscente (LED)
2013:
François Englert (Bélgica) y Peter Higgs (Reino Unido) por sus trabajos sobre el bosón de Higgs, una partícula elemental.
2012:
Serge Haroche (Francia) y David Wineland (Estados Unidos) por sus investigaciones en óptica cuántica, que permiten la creación de ordenadores superpotentes y relojes de una precisión extrema.
2011:
Saul Perlmutter y Adam Riess (Estados Unidos), y Brian Schmidt (Australia/EEUU) por sus descubrimientos sobre la expansión acelerada del universo.
2010:
Andre Geim (Holanda) y Konstantin Novoselov (Rusia/Reino Unido) por sus trabajos pioneros en el desarrollo del grafeno, un material revolucionario llamado a transformar la electrónica, en particular la construcción de ordenadores y transistores.