La Marina de EE.UU. confirma que sus aviones militares avistaron tres ovnis

Las imágenes fueron captadas por pilotos de la Marina de los EEUU y muestra a «fenómenos aéreos no identificados», según ha confirmado el portavoz del Jefe Adjunto de Operaciones Navales

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Es una declaración sin precedentes y, como tal, está dando la vuelta al mundo: la Marina de Estados Unidos ha reconocido por primera vez de forma oficial y públicamente la existencia de «fenómenos aéreos sin identificar»; objetos «desconocidos» que han llegado a violar su espacio aéreo.

Lo han confirmado a la hora de pronunciarse sobre tres vídeos de ovnis publicados por el exvocalista de la banda Blink-182, Tom DeLonge, quien posee una organización de investigación sobre estos objetos voladores no identificados.

«La Armada considera que los fenómenos contenidos en esos tres vídeos no están identificados», ha dicho el portavoz de las Fuerzas Navales estadounidenses, Joseph Gradisher a 'The Black Vault', un sitio web dedicado a desclasificar documentos gubernamentales.

«La terminología de fenómenos aéreos no identificados se utiliza porque proporciona la descripción básica para los avistamientos, observaciones de aeronaves u objetos no autorizados, no identificados que se han observado entrando u operando en el espacio aéreo de varios campos de entrenamiento controlados por militares», agrega Gardisher.

Los vídeos en cuestión, conocidos como «FLIR1», «Gimbal» y «GoFast», inicialmente fueron difundidos por The New York Times y The Stars Academy of Arts & Science (TTSA).

En mayo de este año, los pilotos de la Marina de Estados Unidos aseguraron haber visto objetos no identificados que se movían a una velocidad hipersónica, y no solo eso, ya que estos cuerpos extraños realizaban maniobras imposibles en el aire frente a la costa este de Estados Unidos.

De acuerdo con los testigos de este acontecimiento, estos objetos no poseían propulsores ni tubos de escape visibles, sin embargo, podían alcanzar grandes velocidades. Un informe del Pentágono indica que los pilotos explicaron que los ovnis tenían la capacidad de hacerse invisibles cuando estaban cerca de los aviones de guerra.

La descripción que hicieron de la supuesta nave extraterrestre era un objeto «sólido, blanco, liso, sin bordes», que parecía «un huevo alargado».

De las observaciones de los pilotos y los operadores de radar se desprende que se trata de objeto de aviones muy superiores a cualquiera de las aeronaves de EE.UU. o sus aliados. El Departamento de Defensa y la inteligencia norteamericana investigan una decena de incidentes como estos sólo en la costa desde 2015. La captura de las imágenes no fue sencilla porque las cámaras estaban en modo automático y no pudieron grabarlas hasta el tercer intento. Los objetos aparecieron repentinamente a más 24.000 metros y luego se precipitaron hacia el mar, eventualmente se detuvieron a 6.000 metros y se dispersaron. Luego se alejaron del alcance del radar o volaron directamente hacia arriba.

Ryan Graves, piloto de aviones caza F/A-18 Super Hornet, encargado de informar sobre los avistamientos al Pentágono y al Congreso de Estados Unidos, le dijo a The New York Times: «Esas cosas estaban ahí arriba todo el día».