«Ponerse ropa para meterse en el agua es una ordinariez»

Rodrigo Cuevas, a la hierba. :: MARCOS SUÁREZ/
Rodrigo Cuevas, a la hierba. :: MARCOS SUÁREZ

El showman Rodrigo Cuevas está organizando «una fiesta que se va a fundir el misteriu». Será el 18 de agosto en Piloña y hasta podría convertirse en festival

Azahara Villacorta
AZAHARA VILLACORTAGijón

Rodrigo Cuevas (Oviedo, 1985) es un artista total, el mayor vendaval de la música asturiana en mucho tiempo, el 'gallu la quintana', como demuestra que se haya convertido en imprescindible en folixas de todo signo, del FICX al Día de América en Asturias. Pero la rutilante estrella, el 'prince of Verdiciu', el rey del electrocuplé y el folclore astur pasado por la 'turmix' de la liga y el corpiño con madreñes, se ha propuesto montar su propio fiestón del verano.

-Cuéntenos esa primicia.

-¡Ay! Voy a hacer una fiesta en Vegarrionda, a ocho kilómetros de Infiestu, que se va a fundir el misteriu. Será el 18 de agosto.

-¿Se reserva el derecho de admisión?

-No. Es una fiesta abierta que podría ser el germen de un festival. A mí me pasa como a Chimo Bayo, que iba a salir y se lió. Pues yo lo mismo: iba a ser una fiesta y me lié (Ríe). Puede acudir cualquiera siempre que sea una persona civilizada que sepa que va a un sitio de gente elegante y que se comporte. Nada de botellón: gente que controle sus borracheras y las cosas que tome. Que sepa desfasar con cabeza.

-Planazo.

-Sí. Va a haber conciertazos, poesía, pitanza... Una fiesta intergeneracional, colaborativa y ecológica.

-¿A qué más se va a dedicar hasta septiembre?

-A actuar, a hacer 'Rocky Horror Picture Show' en el Jovellanos y a ponerme con el disco que quiero sacar el año que viene.

-¿Vacaciones?

-A ver si cojo en septiembre algún día. Tengo que dir a Perú, que ya me pica el niqui (Risas).

-¿Qué oro se le perdió en Perú que últimamente lo trae loco?

-Pues que uno se complica la vida y voy allí a rondar al mi mocín. Yo animo a todo el mundo a que salga a rondar a la gente. Pero, por más que lo digo, nadie me hace caso y no veo a nadie en los balcones.

-Vamos, que está usted en plan 'déjame que te cuente, limeña'.

-Totalmente. Déjame que te cuente limeña, déjate que te diga la gloria... Y así (Risas).

-¿Es muy de ir a saraos?

-A los que hago en mi casa. Y ahora ya soy más de la fiesta por el día que por la noche. Maduré. Será que estoy mayor. A mí ahora dame un vermú, pero meterme en una fiesta hasta las tantas, no. Igual algún día hago alguna en mi casa, con mis amigos, y sí que amanezco en el mi prau, viendo salir el sol, porque ahora las cosas íntimas me prestan más.

-¿Perreo sí o no?

-Sí. Yo soy muy pro-reguetón. Lo perreo todo (Risas).

-¿Cuáles son los viajes de su vida?

-Dos. El pasado enero, cuando fui a Colombia, a Cartagena de Indias. Me recorrí el Caribe y lo pasé fatal (Risas). Y otro que me hice con una amiga: salimos de Pontevedra y fuimos hasta Cádiz en furgoneta durmiendo por ahí.

-¿Y cuál tiene en el capítulo de pendientes?

-Tengo muchas ganas de ir a la India, pero en general soy más de distancias cortas. Ahora vivo en Piloña y ya siento que estoy viajando (Risas).

-¿Qué encontró en el Oriente?

-Encontré una casa soleyera, a unos vecinos maravillosos, un bosque sin eucaliptos y una cerezal con una hamaca debajo que me da unes cereces... ¿Qué más se le puede pedir a la vida?

-¿Tiene algún verano especialmente azul?

-Todos los veranos que pasé cuando vivía en Galicia fueron muy guays. De hecho, creo que no sabría diferenciar uno de otro. Los tengo todos mezclados (Ríe).

-Tres cosas que se llevaría a una isla desierta.

-Siempre llevo un instrumento: un panderu cuadrau, un charangu, una pandereta o el ukelele. Y, luego, una navaya, en plan supervivencia, y una chaquetina, por si refresca.

-¿Playa o montaña?

-Para refrescarme, soy más de río porque en la playa hay mogollón de gente y me acaloro.

-O sea, que no lo veremos tostando vuelta y vuelta.

-¡Uy! Yo, de vuelta y vuelta, nada. No lo aguanto. Aborréceme. Me pego unas panzadas de aburrimiento... Y lo de la piel seca tampoco me gusta nada.

-¿Textil o nudista?

-Nudista integral. Me parece una ordinariez ponerse ropa para meterse en el agua (Risas).

-¿Su día perfecto de estío?

-Un día que haga calor, bajar al río que hay junto a mi casa y meterme en él a rabilar. Yo no puedo estar quieto. Soy muy ingeniero de canales y me pongo a mover piedres y a hacer presas. Ahora toi faciendo una poza secreta y paso ahí tol verano tan a gusto.

-Como le pille la Confederación, prepárese.

-Les tendré que sobornar. Peores coses autoricen por ahí (Ríe).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos