El envejecimiento se podrá frenar en una década y curar y revertir 15 años después

Los tecnólogos José Luis Cordeiro y David Wood defienden en un libro que «2045 será el año cero de la inmortalidad»

A. TORICES MADRID.

El tecnólogo venezolano José Luis Cordeiro y su colega británico David Wood defienden en su libro 'La muerte de la muerte' (Deusto) que «2045 será el año cero de la inmortalidad» para la humanidad, el momento en el que solo fallecerá de muerte natural quien así lo decida, porque existirán terapias que no solo curarán el envejecimiento sino que incluso lo revertirán.

«Estamos entre la última generación humana mortal y la primera generación humana inmortal», aseguró Cordeiro en la presentación del libro, al tiempo que insistió en que «hoy la pregunta ya no es si será posible (la inmortalidad), sino cuándo será posible». A partir de esa fecha, dicen, se podrá morir por accidentes, pero no por las enfermedades. Ambos expertos, en un trabajo que ha desatado la polémica, y que ha recibido duras críticas de algunos miembros de la comunidad científica, señalan que la lucha contra el envejecimiento y las enfermedades letales que lleva asociadas se ganará gracias al avance «exponencial» en las próximas dos décadas de las terapias genéticas e inmunológicas, de la inteligencia artificial, de la regeneración y creación de tejidos, de la impresión de órganos, y de la criopreservación, entre otras líneas de investigación. En sus previsiones, por ejemplo, están que en la próxima década habrá cura para la mayoría de cánceres y para el párkinson, y que pocos años después se podrá también curar el alzhéimer.

Cordeiró aclaró que no habrá que esperar hasta 2045 para frenar la muerte. Según sus cálculos, en 2029 se alcanzará lo que denominan la «velocidad de escape de la longevidad». Los avances en la lucha contra las enfermedades de la vejez y las primeras terapias biotecnológicas exitosas permitirán frenar el envejecimiento y convertirlo en una dolencia crónica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos