¿Realmente son beneficiosas las apps para controlar el peso?

¿Realmente son beneficiosas las apps para controlar el peso?
Aunque las aplicaciones móviles pueden ayudarnos en nuestro día a día, no es recomendable confiarles al completo aspectos de nuestra vida que deberíamos consultar con un especialista, un profesional endocrino o un nutricionista

Las apps forman parte de nuestra vida desde hace tiempo. Cada día usamos varias aplicaciones para chatear, revisar nuestras cuentas, hacer diversas gestiones, hacer la compra, pagar en cualquier bar o restaurante, etc. En algunos contextos, casi estaríamos perdidos sin nuestro smartphone y sin su conexión a Internet.

Esta revolución tecnológica ha cambiado nuestras vidas considerablemente en los últimos años, de tal manera que las apps también se han convertido en grandes aliadas en cuanto a bienestar y salud, ayudándonos incluso a perder peso y a eliminar los excesos que el verano ha podido dejar en nuestro cuerpo. La vida sedentaria de los meses de vacaciones, junto con los cambios de rutinas alimentarias, tal vez nos hayan regalado algunos kilos de más que estamos deseando eliminar. Si echamos un mínimo vistazo a Google Play y App Store, veremos que existen múltiples aplicaciones para móviles que nos pueden ayudar a recuperar nuestra forma física, ya sea haciendo ejercicio como cuidando nuestra alimentación.

Podemos encontrar apps para el gimnasio y para hacer ejercicios más sencillos en casa o en la calle, y apps para seguir una alimentación saludable. Hablamos de aplicaciones gratuitas para controlar el peso, fáciles de integrar en nuestra vida diaria, como Yazio, que te ayuda con las proporciones de cada tipo de alimento; Weight Watchers, que sigue la famosa dieta de puntos; MyFitness Pal, que te ayuda a llevar un registro de comida y actividad física; o Lifesum, que además de consejos sobre alimentación, lanza positivos mensajes de ánimo.

Estas que hemos descrito brevemente son solo algunas de las apps más básicas dedicadas a controlar la alimentación, y si bien es cierto que son enormemente útiles para hacer un control diario de la dieta o el ejercicio, no sirven para establecer pautas dietéticas. Es decir, son perfectas herramientas de apoyo, pero nunca deben sustituir la figura de un nutricionista o de un especialista en endocrinología.

De hecho, salvando algunas aplicaciones de pago que te ofrecen asesoramiento personalizado de un especialista, el resto de apps con estas funcionalidades deberían aconsejar a sus usuarios que acudiesen previamente a la consulta de un especialista. Pues antes de comenzar cualquier dieta y ejercicio para controlar nuestro peso, debemos tener un diagnóstico previo que evalúe nuestra situación nutricional y nuestro estilo de vida, y nos proporcione unas pautas alimentarias específicas, adaptadas completamente a nuestro ritmo. Contar con el asesoramiento y apoyo de un profesional para mejorar nuestra alimentación es clave para cuidar nuestra salud y nuestro bienestar.

Todos sabemos que comer bien es muy importante para poder llevar una vida saludable. Ante esta situación, los seguros médicos privados han comenzado a ofrecer acceso a servicios profesionales de asesoramiento nutricional y dietético que nos permiten adelgazar de forma sana y segura. Poder contar con un experto que nos ayude a comer bien, en función de nuestras características y circunstancias físicas y personales, es fundamental para llevar una vida saludable y plena.

Así, si necesitamos una dieta adaptada a nuestras condiciones de salud, o bien si queremos recuperar nuestro peso ideal desde cero, acudir a este servicio ofrecido por nuestro seguro de salud es una buena opción. Las principales aseguradoras ofrecen esta cobertura a sus clientes en casi todas las modalidades de pólizas, y en algunas no es necesario ser cliente para acceder a un servicio de dieta personalizada, como en Sanitas o Cigna. Compañías como DKV o AXA también ofrecen líneas médicas nutricionales, y casi todas las aseguradoras del mercado emplean herramientas de monitorización, es decir, apps que también puedes bajarte y emplear para conocer tus límites, detectar posibles anomalías y medir tus progresos contando, además, con la supervisión de un equipo de profesionales especializados.