El 70% de los pacientes no saben qué láser es el adecuado para depilarse

Los hombres menores de 35 años son los que más se depilan el cuerpo entero con carácter estético y para el ejercicio físico. /
Los hombres menores de 35 años son los que más se depilan el cuerpo entero con carácter estético y para el ejercicio físico.

El paciente debe ser estudiado y valorado para que los expertos determinen que láser es el más adecuado según su piel, su pelo y el área a depilar

SALUD REVISTA.ES Madrid

En el mercado existen centenares de centros de depilación donde acuden una media de 25.000 pacientes al año para tratarse. Sin embargo, uno de los principales descontentos de estos tratamientos es la falta de efectividad del tratamiento.

Hay un gran desconocimiento a la hora de saber qué tipo de láser es el más conveniente para cada usuario, de hecho, y según un estudio realizado por la clínica médica Corporación Capilar, el 70% de los pacientes desconocen o carecen de suficiente información a la hora de realizarse un tratamiento láser de depilación.

Lo primero que hay que saber es que actualmente se utilizan cinco tipos de láser para esta tarea: Alejandrita, Diodo, Luz pulsada, Soprano y Neodimio Yag. Y, aunque existe una creencia popular de que unos son mejores que otros, la realidad es que según el tipo de paciente, la zona de depilación y otros factores a determinar por el equipo médico todos son buenos, incluso conviene combinarlos.

«Cada uno de ellos es muy efectivo siempre que sea utilizado con las características adecuadas de cada paciente en cada momento. No se puede afirmar que un láser determinado sea el mejor para depilar. Cada sistema tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Cada equipo de depilación tiene sus aplicaciones y el paciente debe ser estudiado y valorado para que según su piel, su pelo y el área a depilar se elija el láser más adecuado. A medida que las sesiones van avanzando, la cantidad de pelo residual es menor y además se miniaturiza por lo que hay que cambiar parámetros y muchas veces el tipo de láse», explica Emma Hermida, especialista en depilación láser de las clínicas Corporación Capilar.

¿Láser médico o estético?

En primer lugar hay que distinguir entre láser medico y estético. Los primeros solo están disponibles en clínicas y se caracterizan porque tienen la posibilidad de utilizar altas afluencias de energía, que permiten inhabilitar a las células que dan origen al vello. De este modo se obtiene una depilación permanente.

En el caso de los estéticos, usados en centros de estética, peluquerías, gimnasios, la energía es mínima, por lo que no consigue neutralizar dichas células, lo cual tiene como resultado una depilación temporal o una debilitación progresiva del vello pero no su eliminación total.

Ranking del dolor por zonas

A sabiendas de que, según los expertos, las mujeres acusan menos el dolor que los hombres, hay zonas en las que la depilación es más dolorosa. Según los expertos de Corporación Capilar, el ranking de las que hacen sufrir más al paciente es el siguiente, ordenado de mayor a menor molestias:
1. Barba y Bigote (hombres)
2. Areolas (ambos)
3. Zona Perianal (ambos)
4. Nuca (hombres)
5. Labios Mayores y monte de venus (mujeres)
6. Zona interna del muslo (mujeres)
7. Dedos de los pies (mujeres)
8. Rodillas (mujeres)
9. Flancos (hombres)
10. Ingles (mujeres)

En el caso del láser médico, siempre será necesaria la valoración y supervisión de un médico especialista y la depilación deberá ser realizada por auxiliares de clínica.

¿Qué zonas son las más demandas?

Según Corporación Capilar, actualmente se depilan tanto mujeres como hombres casi por igual. En el caso de ellos, en especial se distinguen dos grupos: el perfil de hombre menor de 35 años que se depila el cuerpo entero con carácter estético y para el ejercicio físico. Las zonas más demandadas por este grupo son, por orden: espalda, tórax, abdomen, axilas, ingles, brazos y piernas.

Por otro lado, los hombres mayores de 40 años recurren a la depilación láser por motivos más variados como la salud y la estética. En este caso las zonas elegidas son los hombros, el tórax, la espalda y la nuca.

Si nos fijamos en ellas, les preocupa más deshacerse del vello facial (labio superior, mentón y patillas), las axilas y las ingles. De hecho, hay un aumento de pacientes a partir de los 50 años porque, al acercarse a la menopausia, se produce muchas veces un aumento en el vello facial. Después optan por las extremidades y las mujeres menores de 35 años cada vez demandan más la zona intima integral.