Diez alimentos con hierro para sustituir a la carne

El cachopo es uno de los platos más deseados. /E.C.
El cachopo es uno de los platos más deseados. / E.C.

No son pocas las opciones que tenemos para aportar a nuestro organismo la cantidad diaria de hierro que necesitamos

Carla Coalla
CARLA COALLA

A la hora de prevenir una anemia, una de las enfermedades más comunes con las que algunos combaten día y noche, es importante tener presente cuáles son los alimentos que más hierro aportan.

1. Patatas asadas. El equivalente al hierro que contiene una patata de tamaño normal asada es el que nos podrían aportar unos 90 gramos de pollo.

Patata asada.
Patata asada. / E.C.

2. Chocolate negro. Se ha puesto de moda y no nos extraña en absoluto. En un momento en el que la alimentación sana y los buenos hábitos de ejercicio parecen un imprescindible, el chocolate negro (cuanto más puro mejor y, como recomienda el nutricionista Carlos Ríos, siempre a partir de 70%), es uno de los básicos de nuestra cocina. Además, cada 30 gramos de chocolate negro contienen entre dos y tres miligramos de hierro.

Chocolate negro.
Chocolate negro. / E.C.

3. Garbanzos. Es una de esas legumbres estrella de nuestro invierno, y es que el cocido de garbanzos es una de nuestras grandes delibilidades (sobre todo en épocas de frío). Una taza de garbanzos contiene 4,7 miligramos de hierro, alrededor de la cantidad diaria recomendada. ¡Todo un lujo!

Garbanzos.
Garbanzos. / E.C.

4. Lentejas. Son uno de los alimentos, por excelencia, de nuestra gastronomía. Componen uno de esos guisos cuyo olor y sabor es inconfundible en cada casa, pero además, las lentejas (tal y como siempre hemos sabido), contienen una buena cantidad de hierro, haciendo de ellas una de las comidas más completas.

Lentejas.
Lentejas. / E.C.

5. Berberechos, almejas y mejillones. Además de estar riquísimos y de encajar perfectamente en muchos de nuestros platos, estos mariscos de concha son ideales para regalarle a nuestro cuerpo el aporte de hierro que necesita.

Almejas.
Almejas. / E.C.

6. Espinacas. Popeye las puso de moda, convirtiéndolas en uno de los alimentos que más fuerza aportan, y lo cierto es que a nivel nutricional las espinacas son de lo más generoso. Solas con un buen refrito, con garbanzos o en ensalada, las espinacas se han convertido en un imprescindible en nuestra cocina.

Espincas.
Espincas. / E.C.

7. Pistachos. Son el aperitivo perfecto. Frutos secos, con su indiscutible aporte energético, pero repletos de calorías sanas. Por otro lado, tanto los pistachos como las nueces son un alimento ideal a la hora de nutrir de hierro nuestro organismo. Al hablar de frutos secos, además, no hay que restringir su uso, pues se pueden moler y convertirlos en un ingrediente más en nuestra cocina. ¡Atrévete a incluirlos en tus tostadas y postres!

Pistachos.
Pistachos. / E.C.

8. Brócoli. Es una de las verduras más ricas en hierro que puedes encontrar y su sabor es inconfundible. Si algo positivo tiene el brócoli es que es ligero, bajo en calorías y que cocinarlo es muy fácil: diez minutos al vapor y listo. Es el ingrediente ideal para compaginar tanto con carne como con oescado, incluso con un buen plato de arroz integral. Y si optas por saltearlo con un diente de ajo y un chorro de aceite de oliva, ¡es perfecto!

Brócoli.
Brócoli. / E.C.

9. La yema del huevo. Es otro alimento rico en hierro. Por cada 100 gramos de yema de huevo, el aporte de hierro es de 5,87 miligramos. Si bien es cierto que no es conveniente abusar de esta parte del huevo, de la que no se recomienda tomar más de cuatro o cinco a la semana, se trata de un ingrediente de nuestra cocina muy completo.

Sartén con huevo frito.
Sartén con huevo frito. / E.C.

10. Anacardos. Son otro de los aperitivos perfectos, con un sabor más que apetecible y un aporte extraordinario de grasas saludables, minerales y vitaminas. Un puñado de este fruto seco aporta dos miligramos de hierro.

Anacardos.
Anacardos. / E.C.