Diez platos con tomate natural que no puedes dejar de hacer este verano

Tomate natural. /E.C.
Tomate natural. / E.C.

Se trata de una de las verduras más suculentas que existen, de uso diario, debido a lo bien que combina con la mayoría de alimentos y encima está de temporada. ¿Qué puede haber mejor para refrescarse que un buen tomate? Aquí recogemos algunas de las ideas que no puedes dejar de probar este verano

Carla Coalla
CARLA COALLA

1.Ensalada capresse. Es una de las recetas italianas más extendidas y su preparación es muy simple. Basta con un buen tomate, una mozzarella auténtica (es importante mirar los ingredientes porque muchas de estas 'mozzarellas' son en realidad queso camuflado), unas hojas de albahaca y orégano y aceite para aderezar.

Ensalada caprese.
Ensalada caprese. / E.C.

2.Empanada. La masa puede ser algo más compleja de hacer, pero por suerte, aunque sea menos saludable, la masa filo ya se puede adquirir en los supermercados, lista para ser rellenada. El interior se puede elaborar con cebolla, tomate y pimiento al gusto, acompañado de bonito, carne o las múltiples variantes existentes en la actualidad.

Empanada.
Empanada. / E.C.

3.Fréjoles. Aunque hay muchas recetas con fréjoles hay una en la que el tomate es un ingrediente imprescindible. Primero se trata de hacer una fritada, es decir, pochar cebolla y añadir suficiente tomate. Ahí se ponen los fréjoles una vez cocinados (al vapor, mejor que hervidos, no pierden ninguna de sus vitaminas). Para terminar, un huevo cocido y un poco de jamón completan este suculento plato.

Fréjoles.
Fréjoles. / E.C.

4.Pasta con tomate. Es la más clásica de las recetas y gusta a todos. Para hacer la salsa, basta con un poco de cebolla y tomate, a lo que se puede añadir un diente de ajo para acentuar el sabor. Después se añade la pasta hervida y un poco de queso rallado para darle el punto idóneo.

Tallarines con tomate.
Tallarines con tomate. / E.C.

5.Tostada de pan con tomate y jamón. Otro de los clásicos de la cocina nacional. Una rebanada de pan tostado con tomate triturado natural, un chorrito de AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra) y jamón al gusto por encima.

Tostada con tomate.
Tostada con tomate. / E.C.

6.Parrillada de verduras. De entre todas las verduras que existen, las que se encuentran de temporada ahora resultan exquisitas. Sin perder de vista el tomate, que se puede cortar en rodajas gordas y dorarlo, bien en la plancha, la parrilla o la sartén. Unos granos de sal gorda por encima le darán el toque perfecto.

Parrillada de verduras.
Parrillada de verduras. / E.C.

7.Tomate aliñado. ¿Para qué más? Un buen tomate de la huerta, madurado en su justa medida, cortado y al plato, con un pellizco de sal y un buen chorro de AOVE. Para gustos, opcional añadir un poco de cebolla picada o cortada en juliana.

Festival del tomate Cangas de Narcea.
Festival del tomate Cangas de Narcea. / E.C.

8.Huevos fritos con tomate. La salsa de tomate se prepara igual que la de la pasta, con cebolla y tomate, aunque para añadir consistencia se puede poner un poco de pimiento cortado en dados. En este caso, habría que cocinar primero la cebolla con el pimiento y, por último, sofreir el tomate. Cuando esté listo, coronar con un par de huevos fritos (el trozo de pan para mojar también es imprescindible).

Fritada con huevo.
Fritada con huevo. / E.C.

9.Bonito con tomate. Otro alimento de temporada, el bonito, y maneras de cocinarlo, cientos. Eso sí, todos hemos probado la receta que abuelas y madres han preparado hasta la saciedad, la del bonito con salsa de tomate. ¿Y unas patatas fritas para acompañar?

Temporada de bonito.
Temporada de bonito. / E.C.

10. Berenjenas gratinadas. Es la última de nuestras ideas aunque no la peor, ni por asomo. El plato hay muchas formas de prepararlo pero hoy vamos a presentar una de nuestras preferidas por su gran sabor y su fácil elaboración. Se trata de pelar las berenjenas y cortarlas en dados. Se añaden a una preparación previa de cebolla y tomate y carne picada salteada con un diente de ajo. Se junta todo en una bandeja de horno y se cubre con queso hilado. Al horno, controlando el tiempo, hasta que el queso esté fundido y un poco dorado.

Berenjenas con tomate.
Berenjenas con tomate. / E.C.