Detenido en Marbella un activo atracador de bancos huido de la cárcel

Dos agentes detienen al sospechoso. /
Dos agentes detienen al sospechoso.

Se trata de un ciudadano francés que había huido de una prisión gala y al que se le atribuyen siete robos a mano armada cometidos en diferentes puntos de la costa mediterránea en los últimos meses

COLPISA MADRID

La Policía Nacional ha detenido en la localidad malagueña de Marbella a un atracador de bancos al que se atribuyen siete robos a mano armada cometidos en diferentes puntos de la costa mediterránea. Se trata de un ciudadano de nacionalidad francesa que huyó durante un permiso de la prisión gala en la que cumplía condena por otros 19 asaltos cometidos en España en el año 2008.

Los investigadores se pusieron en alerta tras un robo perpetrado en el mes de octubre en una sucursal bancaria de Valencia. Las características físicas del autor, un individuo de gran corpulencia, coincidían con las de un activo ladrón de bancos que actuaba en solitario y había sido detenido en nuestro país hacía seis años. Tras cumplir parte de la condena en España, fue extraditado a Francia, donde aún le quedaban 10 años más de prisión. En agosto de este año, aprovechando un permiso penitenciario, rompió la pulsera de vigilancia electrónica y regresó a España con documentación falsa, donde reanudó su actividad delictiva.

Las pruebas obtenidas ahora apuntaban a que se trataba de la misma persona pero visiblemente más delgado, por lo que los investigadores analizaron las denuncias presentadas por atracos en sucursales bancarias cometidos en España desde la fecha de su fuga. De este modo pudieron relacionarle con un atraco cometido en Valencia en el mes de agosto y otros cuatro robos perpetrados en el mes de octubre en Valencia (2), Alicante y la localidad de Sitges (Barcelona).

Mismo 'modus operandi'

Su actual 'modus operandi' es idéntico al ya observado en 2008. Después de un trabajo previo de estudio de las distintas sucursales que pretendía asaltar, seleccionaba preferentemente las que tenían como empleadas a mujeres y una sola puerta de acceso. Una vez en el interior, intimidaba a las personas que estuvieran en el local con un arma corta, llevándose únicamente la cantidad en efectivo que se encontrara en los cajones y dispensadores.

Los investigadores intensificaron las labores de búsqueda del presunto responsable de los robos en diferentes localidades mediterráneas donde podría haberse ocultado. A pesar de los esfuerzos no fue posible su localización y durante los meses de noviembre y principios del presente mes volvió a actuar en tres ocasiones en Alicante y en las localidades malagueñas de Torremolinos y Marbella.

Gracias a los mecanismos de colaboración policial con Francia, se vinculó al investigado con una mujer, también de nacionalidad francesa, y se pudo averiguar que ambos residían en un chalet de una urbanización marbellí a los pocos días de su último golpe. El dispositivo de vigilancia establecido en las inmediaciones del inmueble culminó con la detención del atracador de bancos.

En el registro de la vivienda se intervino una pistola del calibre 7,65, un spray de defensa, elementos de disfraz y documentación francesa falsificada con su fotografía.