Denuncian la desaparición de una chica que se fugó de un centro psiquiátrico

Angie Tatiana Alonso Prieto./
Angie Tatiana Alonso Prieto.

Angie Tatiana Alonso Prieto, de 19 años e ingresada de forma involuntaria en la clínica López Ibor, salió del recinto el viernes por la tarde

COLPISAMADRID

Una madre ha denunciado ante la Policía la desaparición de su hija de 19 años tras fugarse de la clínica López Ibor de Madrid en la que permanecía ingresada de forma involuntaria y por orden judicial desde hace un mes aproximadamente.

La joven se llama Angie Tatiana Alonso Prieto y tiene un trastorno límite de personalidad "muy grave", según ha explicado su madre, Blanca Alonso. "Se disocia y sabe fugarse pero no sabe regresar. Necesita medicación y es discapacitada de alto riesgo", ha señalado.

La chica mide 1,52, pesa 87 kilos, tiene el pelo largo y de color castaño y lleva varios tatuajes en el cuerpo. Su madre y su cuidadora se personaron en el centro este viernes hacia las 16.00 horas y un responsable les explicó que se había fugado una hora antes. Lo hizo dejando atrás sus objetos personales y su documentación. Blanca Alonso afirma que días antes advirtieron a la clínica de que la joven se encontraba mal y que pidieron al centro que la controlaran porque había altísimo riesgo de fuga.