El azud de Ojós está al límite de su capacidad y la CHS decide desaguar al máximo su caudal