Blanca Fernández Ocho, las claves de su desaparición

Blanca Fernández Ocho. /
Blanca Fernández Ocho.

La medallista olímpica se marchó varios días sin el móvil y su hija Olivia denunció la desaparición al ver que no regresaba

E. C. / AGENCIAS

Un gran dispositivo prosigue la hasta ahora «infructuosa» búsqueda de la exesquiadora Blanca Fernández Ochoa, quien fue vista por última vez el 24 de agosto comprando comida en un supermercado, cinco días antes de que la familia denunciara su desaparición, y los investigadores mantienen abiertas «todas las hipótesis».

Hasta cuatrocientas personas entre miembros de la Policía, Guardia Civil y agentes forestales, además de voluntarios, han reanudado a primera hora de la mañana de este lunes en las cercanías de Cercedilla (Madrid) las labores de búsqueda con ayuda de once perros especializados en el que ya es el mayor despliegue organizado en la Comunidad de Madrid para un suceso de este tipo.

Los investigadores mantienen abiertas «muchas vías» sobre la desaparición de Blanca Fernández Ochoa en lugares diferentes a la zona de Cercedilla -en concreto, el aparcamiento de Las Dehesas- en el que se localizó su coche, y han constatado que compró comida en un supermercado el día 24. La investigación se encuentra bajo secreto de sumario y, según el comisario, está «abierta en muchas otras vías» y se estudian «otras alternativas». «Están abiertas todas las hipótesis, unas más que otras», ha resaltado este lunes el comisario jefe de la Udyco (Unidad de Drogas y Crimen Organizado) de Madrid, José Antonio Rodríguez San Román, quien ha aclarado que la familia no sabe nada de ella desde el 23 de agosto. Pese al misterio que rodea este caso del que solo los investigadores tienen los datos clave, sí han trascendido durante las últimas horas algunas claves relacionadas con el suceso:

1. Sin violencia y comprando comida

La policía ha confirmado que la deportista fue vista por última vez comprando comida en un supermercado y que en su coche no se aprecia ningún signo de violencia, según ha confirmado este lunes el comisario jefe de la Udyco (Unidad de Drogas y Crimen Organizado) de Madrid, José Antonio Rodríguez San Román, junto al jefe de Primera Zona de la Guardia Civil, el general José Antonio Berrocala, y la delegada del Gobierno en Madrid, María Paz García Vera.

2. Desaparecida desde el 24 de agosto

Aunque, según han informado este lunes los investigadores del caso, la desaparición fue denunciada el pasado día 29, la familia no sabe nada de ella desde el día 23 de agosto. Un día después, el 24 de agosto, es cuando se pierde el rastro de Blanca, cuando fue captada por las cámaras del centro comercial de Pozuelo de Alarcón donde compró comida.

3. Su teléfono móvil

Se espera que una de las principales pistas en el caso sea el teléfono móvil que Blanca dejó en su casa, aunque por el momento la policía aún se encuentra realizando los trabajos de recuperación de datos. Los investigadores esperan poder encontrar información sobre el estado anímico de la deportista y otros indicadores que puedan decantar la investigación sobre una u otra hipótesis.

4. Búsqueda de su rastro

El trabajo de los perros de rastreo está siendo fundamental para poder construir una reconstrucción del supuesto recorrido de Ochoa, par a lo que están empleando prendas de la propia deportista. «Necesitan seguir un rastro y van delante de los grupos porque necesitan condiciones de tranquilidad y una guía, y esa guía son esas prendas que pueden llevar a Blanca». Además, las características del entorno suponen una dificultad añadida, ya que se trata de una zona «muy amplia, montañosa, boscosa con helechos, donde debajo de un helecho puede haber cualquier cosa y una persona que pase a tres metros no lo ve».

Desde el lugar donde se rastrea a la esquiadora parten hasta nueve rutas de senderismo. Según sus propios amigos, la deportista conocía perfectamente la zona, por lo que pudo haber tomado cualquiera de estos caminos.

5. Sin tarjeta de crédito ni internet

A pesar de que la propia Blanca le comentó a su hija un día antes de la desaparición que se iría a pasar unos días al Norte, la medallista no realizó ninguna búsqueda de hoteles en Internet, ni tampoco planeó ninguna reserva de cualquier otro alojamiento. Además, no se registra ningún movimiento en su tarjeta de crédito, aunque su familia asegura que nunca solía utilizarlas.

- Si alguien tiene información debe llamar al 608367251 o al 091.